De acuerdo a reportes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), los ríos Coatán, Cahocán, Huehuetán han disminuido su disponibilidad de agua durante la temporada de sequía hasta en un 40 por ciento, sin embargo, la cuenca del río Suchiate es la que prende las alarmas, ya que ha sufrido una caída drástica en su cause.

Alarma sequía en el río Suchiate, en la Frontera Sur

De acuerdo a reportes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), los ríos Coatán, Cahocán, Huehuetán han disminuido su disponibilidad de agua durante la temporada de sequía hasta en un 40 por ciento, sin embargo, la cuenca del río Suchiate es la que prende las alarmas, ya que ha sufrido una caída drástica en su cause.


El río Suchiate se está secando, ya que debido a la falta de lluvias y a las altas temperaturas que se han registrado durante la temporada de estiaje han provocado que las corrientes de este afluente hayan descendido drásticamente.
Leobardo Gallardo González, Director de Protección Civil en el municipio de Suchiate, afirmó que el río, que es límite natural entre México y Guatemala ha disminuido su cauce hasta un 80 por ciento, lo que ha encendido las alarmas entre el sector bananero, ya que el vital líquido es usado para el riego del cultivo.
Dijo que hay preocupación porque el año pasado el nivel del río alcanzó los 30 centímetros de profundidad y ahora oscila en los 20 centímetros, sin embargo, aún faltan los meses más críticos de la temporada de estiaje
Señaló que si para las próximas semanas el nivel del cauce del río disminuye a un más, las afectaciones para los cultivos de banano y mango serán catastróficas, ya los productores no podrán poner en funcionamiento sus sistemas de riego.
Debido al descenso de las corrientes, las personas que se dedican al paso de mercancías y personas de un país a otro han tenido que realizar canales de navegación con costales de arena para que las balsas puedan navegar y no verse afectados en su actividad.
El funcionario municipal indicó han tenido que usar del lado guatemalteco maquinaria pesada para sacar arena y dar profundidad a los canales que utilizan las balsas para poder navegar, sin embargo, estos trabajos no están permitidos del lado mexicano, por ello, las personas solo han construidos diques con costales de arena.
Los niveles del río son tan bajos que se han formado extensas playas, por lo que las personas pueden caminar hasta la mitad del afluente sin dificultad alguna, ya que la corriente de agua se encuentra solo del lado guatemalteco.
Puntualizó esta situación es aprovecha por personas o migrantes para cruzar sin dificultad alguna a territorio mexicano, ya que quienes lo hacen caminando el agua les llega abajo de la rodilla, ya que el nivel sobre la corriente apenas y alcanza los 20 centímetros de profundidad.

Por Marvin Bautista | Diario del Sur

Más artículos
¿Brian OConner aparecerá en Fast & Furious 9?
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!