Apatía mortal en Chiapa de Corzo

• Alcalde Leonardo Cuesta Ramos permite aglomeraciones multitudinarias, pese a la amenaza de COVID

• Ejidatarios piden se le investigue por presunto desvío de recursos; ha sido un grosero FRACASO como alcalde

Los paseos recurrentes del alcalde de Chiapa de Corzo, Leonardo Cuesta Ramos, contrastan con el atraso y abandono en que se encuentra este emblemático municipio, localizado a unos 15 minutos por carretera de la capital, famoso por su pozol de cacao y sus tamales de todos sabores y colores. –

Mientras Cuesta Ramos publica sus fotografías en excursiones en lancha por el cañón El Sumidero, que por cierto son muy frecuentes, habitantes de las comunidades Unión y Progreso, Carmen Tonapac, Julián Grajales, Francisco Sarabia y Playa Grande, entre otras, exigieron la intervención del Congreso del Estado para realizar una investigación con lupa al manejo de los recursos del ayuntamiento.

Ejemplificaron que el alcalde anunció una inversión de poco más de 11 millones de pesos para el revestimiento de los caminos que entrelazan a las comunidades, algo que es sospechoso, pues sólo aventaron un poco de graba cuando la realidad es que dichas vías están intransitables. –

No sólo es un problema la interacción entre las comunidades, sino que sortean graves problemas para sacar al mercado los productos que cosechan en la región. –

Y ya es un tema constante que el alcalde nunca esté en sus oficinas. Carlos Saraos, habitante de la localidad Francisco Sarabia, aseguró que existe marcada inconformidad por “los malos trabajos que están haciendo con los caminos, poniendo material de dudosa calidad. Los caminos saca-cosechas sirven antes, durante y después de la temporada de lluvia”.

LEMA DE GOBIERNO

En su lema de gobierno, Cuesta Ramos dice que “hoy no son tiempos de fallarle al pueblo”, pero es pura demagogia barata, pero en los hechos es todo lo contrario porque Chiapa de Corzo jamás había estado en tanto abandono, ni siquiera en los gobiernos del PRI. (Cuesta es del Verde Ecologista).

En su plan de trabajo, Cuesta proponía un gobierno “conjunto, plural e incluyente”. Hoy, ya como alcalde, el ayuntamiento es un desorden y en el municipio crecen problemas de alcoholismo, vandalismo, delincuencia, prostitución e inseguridad. –

LA PANDEMIA

La pandemia de COVID-19 con su nueva variante ÓMICRON en Chiapa de Corzo es un gravísimo foco rejo. Podría presentarse un panorama apocalíptico debido a que el gobierno municipal de Cuesta Ramos no va en sintonía a los lineamientos ni protocolos de las autoridades de salud federales y estatales. –

En una apatía criminal, alcalde ha permitido aglomeraciones multitudinarias a propósito de las festividades de San Sebastián que, si bien son parte de la tradición y folclor popular de Chiapa de Corzo, debieron suspenderse ante la amenaza mortal del COVID-19.

Por: Karla Yuridia

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!