ASF detecta anomalías por 2 mil 673 mdp en manejo de pandemia de COVID-19

La Auditoría Superior de la Federación halló falta de transparencia en la compra de suministros vs. covid-19

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades por dos mil 673 millones de pesos entre sobrecostos, falta de transparencia e ineficiencia en el desempeño en la compra de insumos, equipo y vacunas contra COVID-19 de las instancias encargadas del combate a la pandemia.

En la tercera y última entrega de los informes de la fiscalización de la Cuenta Pública 2020, que la ASF entregó a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, el órgano fiscalizador realizó al menos 11 auditorías a la compra de insumos, medicamentos, vacunas y equipos para combatir la pandemia.

De lo anterior se desglosan observaciones por 86 millones de pesos al ISSSTE, por pagos indebidos por contribuciones de comercio exterior en la adquisición de ventiladores “adulto pediátrico-neonatales”, en tanto, el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre devolvió al almacén central 15 ventiladores debido a que presentaron fallas, sin que se haya solicitado al proveedor la sustitución.

En cuanto a los recursos del Fondo de Salud para el Bienestar ejercidos por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) en contrataciones de personal médico y paramédico, así como de insumos (ventiladores, batas, pruebas, etc.) para atender la pandemia, la ASF observó que 650 ventiladores, con un costo de 920 millones de pesos, no fueron entregados y debían haberse suministrados antes del 30 de abril de 2020.

Derivado de lo anterior, el Insabi inició acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad contractual del proveedor. Asimismo, el ente no acreditó la entrega de mil 50 millones de mascarillas KN95, con costo de 40.5 millones de pesos, y está pendiente la aclaración respecto de los pagos efectuados por mil 600 millones de pesos para comprar dos mil 250 ventiladores, debido a que no proporcionó la documentación justificativa y comprobatoria de su adquisición, recepción y distribución a las unidades médicas.

La ASF determinó en una auditoría a la Secretaría de la Defensa Nacional sobre lo ejercido para la contratación de personal de salud y mano de obra calificada, así como para la adquisición de medicamentos, insumos y equipo médico, una diferencia de 27.4 millones entre las cifras en las bases de datos, y el monto reportado por ese concepto.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!