Biden

Biden hará frente común contra China con Japón, Australia e India

Biden; La creciente pujanza de China está provocando cambios en el equilibrio de poder regional. Para responder a su ascenso, surgió el Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (Quad, por sus siglas en inglés), un foro integrado por Estados Unidos, Japón, India y Australia. Tras varios años en punto muerto, este grupo de encuentro informal ha recuperado su actividad.

Está previsto que mañana se celebre el primer encuentro entre los jefes de Estado del cuarteto, toda una declaración de intenciones hacia una China que avanza firme hacia el futuro pospandémico.


En la agenda de la cita, que por la pandemia se desarrollará vía telemática, figuran la discusión de asuntos regionales y globales “de interés compartido” –incluidos el coronavirus, la crisis climática o cuestiones económicas– y el intercambio de puntos de vista sobre cómo cooperar para mantener la región del Indo-Pacífico “libre, abierta e inclusiva”.


“Que el presidente Biden haya hecho de este encuentro uno de sus primeros compromisos multilaterales habla de la importancia que le damos a la estrecha cooperación con nuestros aliados y socios en el Indo-Pacífico”, manifestó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.


Declaración de intenciones
Se hablará de mantener inclusiva, libre y abierta la región del Indo-Pacífico
Sus palabras llegaron poco antes de que fuentes de la Casa Blanca informaran de que el secretario de Estado, Antony Blinken, y el ­consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, se reunirán la se­mana que viene en Alaska con sus homólogos chinos con el objetivo de “reiniciar” las maltrechas ­relaciones.


Cada uno de los integrantes del cuarteto tiene su particular lista de agravios con el gigante asiático. China e India se enfrentaron brevemente el año pasado en la frontera compartida en el Himalaya; Japón se disputa con Pekín la soberanía de las islas Diaoyu (Senkaku en japonés); las relaciones con Canberra atraviesan su punto más bajo tras meses de acusaciones cruzadas y bloqueos comerciales; y el enfrentamiento multipolar –telecomunicaciones, comercio, Hong Kong, Taiwán y un largo ­etcétera– entre las dos mayores economías del planeta está lla­mado a protagonizar las próximas décadas.


Por ahora, el Quad no es una alianza militar formal, aunque ya hay quien la cataloga de embrión de una posible OTAN del Indo-Pacífico (Pekín lo tilda de bloque anti-China, directamente). Aun así, la cooperación en este campo ha aumentado durante en los últimos años a través de acuerdos bilaterales entre los socios y ejercicios militares conjuntos.


En noviembre del 2020, tras más de una década de ausencia, Australia se unió a las maniobras anuales Malabar , en las que también participan Japón, Estados Unidos e India.

Estos entrenamientos han crecido en tamaño y complejidad en los últimos años para abordar lo que la Marina estadounidense describió como una “variedad de amenazas compartidas a la seguridad marítima regional”.


Con el fin de contrarrestar este frente, China sigue mirando hacia Rusia para buscar apoyos con los que afrontar este tipo de desafíos. Ayer, el embajador chino en Moscú, Zhang Hanhui, defendió la cooperación militar entre ambas naciones y se declaró dispuesto a tratar con Rusia de manera regular sus políticas hacia Washington “para salvaguardar los intereses estratégicos y de desarrollo de ambos países”.

Desde que el presidente Xi Jinping tomó el poder en el 2012, su relación con la vecina del norte ha mejorado notablemente, y los encuentros amistosos con su homólogo Vladímir Putin se han convertido en algo recurrente.

Por La Vanguardia.

Más artículos
INDIA
Registra India nuevo récord con 200 mil contagios en 24 horas.
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!