Biden y Putin se reúnen en Ginebra; buscan limar tensiones diplomáticas

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia celebran una reunión en Ginebra, Suiza, en un momento con mucho en juego a nivel diplomático y en el que, según ambos, la relación entre sus países en está su punto más bajo

Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y el de Rusia, Vladimir Putin, celebran este miércoles una reunión en Ginebra, Suiza, en un momento con mucho en juego a nivel diplomático y en el que, según ambos, la relación entre sus países en está su punto más bajo.

“Les deseo un diálogo fructífero que sea bueno para sus países y para el mundo”, dijo Guy Parmelin, presidente de Suiza previo al encuentro.

Putin y Biden se estrechan las manos al llegar a Ginebra

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, llegaron a la Villa La Grange en Ginebra, donde dio inicio su primera reunión.

Los dos mandatarios se reunieron en el porche de la villa, donde estaba presente el presidente de Suiza, Guy Parmelin, con quien Putin tiene previsto sostener un encuentro por separado tras la reunirse con Joe Biden.

Luego presenciar un discurso de bienvenida por parte del mandatario suizo, Putin y Biden intercambiaron saludos se estrecharon las manos. para posteriormente entrar al edificio.

Inicia encuentro entre Biden y Putin

Al principio del encuentro, Putin agradeció a Biden por su iniciativa de reunirse, señalando que las relaciones entre ambos países «acumularon varios problemas» que deben ser abordados durante negociaciones a alto nivel. En ese contexto, expresó la esperanza de que su encuentro se «productivo».

Durante cuatro meses, los dos líderes han intercambiado una dura retórica. Biden ha criticado repetidamente a Putin por ciberataques maliciosos de hackers asentados en Rusia contra los intereses de Washington, por despreciar la democracia con el encarcelamiento del líder de la oposición rusa y por interferir en las elección estadounidenses.

Putin, por su parte, ha reaccionado con todo tipo de confusiones, señalando a la insurrección del 6 de enero en el Capitolio para alegar que Estados Unidos no puede dar lecciones sobre las normas democráticas e insistiendo en que el Kremlin no participó en ninguna interferencia electoral o ciberataque a pesar de que la inteligencia estadounidense demuestre lo contrario.

La Razón

Más artículos
Toman venganza por su propia mano ruleteros
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!