Boris Johnson renuncia como Primer Ministro de Reino Unido

En breve se espera que anuncien al nuevo líder del Partido Conservador, quien en automático se convertirá en el nuevo Primer Ministro

Boris Johnson renunció este jueves 7 de julio como líder del Partido Conservador y como Primer Ministro de Reino Unido tras la ola de escándalos que provocó la dimisión de sus principales secretarios de Estado en tan solo dos días. Se sabe el político, de 58 años, presentó este mismo día su dimisión a la Reina Isabel.

“Quiero decirle a los millones de personas que votaron por nosotros en 2019, muchos por primera vez, gracias por ese mandato increíble. La razón por la que luché para continuar fue que sentí que era mi trabajo, mi deber, mi obligación contigo, continuar con lo que prometí en 2019 (…) Sé que en el Reino Unido seguiremos respaldando su lucha por la libertad durante el tiempo que sea necesario”, dijo Johnson en un mensaje que mandó a la nación tras dimitir.

Johnson apareció rodeado por sus más cercanos colaboradores, además de su mujer Carrie con una de sus hijas. Subrayó que el proceso para reemplazarlo ya se ha iniciado y que la semana que viene se ofrecerá un calendario. Sin embargo, recordó que hasta que los conservadores elijan a un nuevo líder él seguirá al frente de forma interina, pese a que son muchos dentro y fuera de su partido que le reclaman que se marche ya.

Boris Johnson es el tercer primer ministro conservador del Reino Unido que se ha visto forzado a dimitir en apenas seis años, ya sea por disputas internas sobre Europa o por escándalos. David CameronTheresa May y ahora él, han presentado la renuncia como líderes del Partido Conservador y, por lo tanto, como jefes del Gobierno desde junio de 2016.

Renunció tras sus recientes escándalos y dimisiones de ministros

Johnson es conocido por salir bien librado de situaciones complicadas. Se mantuvo en el poder pese a las acusaciones de que era demasiado cercano a donantes de su partido, de que protegió a aliados de acusaciones de acoso y corrupción y de que mintió al Parlamento y fue deshonesto con el público sobre las fiestas de oficina del Gobierno que incumplieron las normas de confinamiento de la pandemia.

Pero las recientes revelaciones sobre que Boris Johnson conocía las acusaciones de abuso sexual contra Chris Pincher, un legislador conservador, antes de ascenderle a un puesto de responsabilidad, habían llevado al límite al Primer Ministro y muchos conservadores creían que ya no tuviera autoridad moral para gobernar en un momento en el que hacen falta decisiones difíciles para combatir el alza de los precios de la comida y la energía, los contagios de COVID-19 y la guerra en Ucrania.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!