Caso Debanhi: No fueron sus amigas ni el chofer, el feminicida somos todos

El número total de mujeres asesinadas en México durante los primeros tres meses del 2022 asciende a 1,745. Si permitimos que la violencia extrema contra las mujeres continúe normalizándose, el feminicida seremos todos

El pasado 22 de abril se confirmó el hallazgo del cuerpo de Debanhi Escobar. Su caso intensificó la discusión en torno a la incesante violencia que vivimos las mujeres en México, pero en esta ocasión, las opiniones en redes sociales se polarizaron entre quienes responsabilizaron a sus amigas de su desaparición y entre quienes sostuvieron que el presunto feminicida, aún desconocido, es el único culpable de lo sucedido.

Aunque evidentemente sus amigas no son culpables del feminicidio de Debanhi y las circunstancias de lo que sucedió esa noche todavía no están claras, las redes se han volcado contra ellas. No obstante, tendríamos que preguntarnos, ¿acaso son sus amigas más responsables que el chofer de Didi que tras, presuntamente haberla acosado, provocó que ella se bajara del automóvil?

¿Son sus amigas más culpables que los dueños del motel que se negaron a proporcionar con prontitud los videos en los que se observa a Debanhi en sus instalaciones? Esto sin mencionar la ineptitud de las autoridades gubernamentales, la cual fue finalmente evidenciada con la destitución del titular de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas y del titular de la Fiscalía Antisecuestros del estado.

2022: Más de mil mujeres han sido víctimas de feminicidio en México

Cabe apuntar que el problema no termina ahí, Debanhi Escobar no es un caso aislado, se calcula que en lo que va del 2022 al menos una mujer por semana fue asesinada en el Estado de Nuevo León que es la segunda entidad federativa, después del Estado de México, que encabeza la lista de mayor índice de feminicidios en el país.

A nivel nacional los datos no son más esperanzadores, de acuerdo con el reporte más reciente del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el primer trimestre del presente año se han registrado 229 casos tipificados como feminicidio.

Sin embargo, tomando en cuenta las deficiencias de las autoridades a la hora de acreditar este delito, es pertinente resaltar que, aún y considerando el número de víctimas de homicidios dolosos y de homicidios culposos, el número total de mujeres asesinadas en México durante los primeros tres meses del 2022 asciende a 1,745.

Según el último informe del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, en 2020 México ocupó el segundo lugar en la cantidad de asesinatos de mujeres de la región. Estos datos son prácticamente idénticos a los que la CEPAL había advertido un año antes, según los cuales México y Brasil son los países en los que más mujeres son víctimas de feminicidio en América Latina.

Es momento de responsabilizarnos y cuestionarnos, ¿Cuál es el papel social que deberíamos asumir en torno a la violencia contra las mujeres?, ¿cuáles son las causas por las que el feminicidio se ha convertido en una epidemia?

Culpar a las amigas de Debanhi de su desaparición resulta reduccionista y conlleva una carga profundamente misógina. Señalar “chivos expiatorios” jamás nos ha acercado a la justicia, por el contrario, esto suele terminar por eximir de responsabilidad a actores que han hecho posible la perpetuación de la impunidad y de la violencia feminicida.

Es necesario que asumamos como compromiso personal la defensa de los derechos de las mujeres y la búsqueda de una sociedad más justa e igualitaria, o de lo contrario, si permitimos que la violencia extrema contra las mujeres se continúe normalizando, el feminicida seremos todos, (sino es que ya lo somos).

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!