Cientos de migrantes esperan la caída del Título 42 en Chiapas

Centroamericanos aglomerados en la frontera sur confían en agilizar su camino ha la frontera con EU

Cientos de migrantes buscan salir de manera desmesurada desde la frontera sur hacia el centro y norte de México, ante la posible caída del Título 42 en Estados Unidos, que disminuiría las deportaciones masivas de extranjeros desde ese país.

Tapachula, en el sur de Chiapas, ha sido el punto estratégico para la devolución de cientos de extranjeros desde la nación que gobierna Joe Biden a la franja fronteriza con Centroamérica

El pasado 11 de agosto de 2021, el primer vuelo con hondureños y guatemaltecos aterrizó en el Aeropuerto Internacional de esta localidad, con más de un centenar de personas que regresaban expulsadas bajo esta ley sanitaria que busca disminuir los índices de contagios por la COVID-19. 

Desde entonces, Chiapas ha sido la zona mediática de la migración irregular. Más de 20 vuelos con deportados bajo el Título 42 fueron abandonados a su suerte en los puertos fronterizos de Ciudad Hidalgo y Talismán, en los límites con Guatemala.

La inercia ha cambiado de forma drástica. Los vuelos han escaseado con gente proveniente de McAllen, Texas, y ahora cientos, incluso miles, buscan escalar de forma rápida a la línea fronteriza entre México y Estados Unidos.

Sólo en la semana, del 2 al 8 de mayo, cinco caravanas fueron improvisadas por migrantes que no hallaron solución en las peticiones de visas humanitarias que procesa el Instituto Nacional de Migración (INM).

Los extranjeros caminaron bajo temperaturas superiores a los 35 grados y ejercieron presión social con bloqueos de carreteras y confrontaciones con pobladores de distintos municipios chiapanecos; de esa forma consiguieron las anheladas tarjetas que les permiten transitar libremente por México durante 186 días y no ser detenidos por guardias migratorios.

Las caravanas mediáticas e improvisadas se han convertido en la manera única de presionar por parte de los migrantes, para alcanzar estas visas humanitarias y salir cuanto antes de Tapachula.

Pese a esta nueva dinámica de migrar, muchos esperan, desesperados, por este permiso de tránsito y el asilo que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) otorga a los extranjeros que cumplen con los filtros y condiciones, aunque el trámite demore hasta seis meses, incluso más tiempo. 

Lo más afortunados tienen un poco de recurso para rentar cuartos pequeños donde se aglomeran hasta 10 personas; los que no, duermen en albergues, banquetas o en la vía pública como parques.

Adán es uno de estos casos. Salió de su natal Honduras debido a la extorsión de las pandillas que asolan a todo Centroamérica. Su hijo, de 17 años, habría sido reclutado por la Mara Salvatrucha 13 de no ser porque un día cualquiera salieron de madrugada de su natal San Pedro Sula y huyeron a México. 

Ahora busca pasar el filtro de la Comar para ir al INM y pedir la visa humanitaria, pero aún está “en pañales” en el proceso, como el mismo lo describe. Es decir, sin el documento expedido por la comisión de refugio, no hay oportunidad de alcanzar una de esas visas. Al principio durmió en el piso de un cuartucho, pero ahora tiene que buscar junto a sus seres queridos algún espacio en albergues.

“Para nosotros sería un beneficio que caiga ese Título 42, nosotros no queremos quedarnos aquí, sólo estamos de pasada, pero eso las autoridades no lo entienden y buscan de cualquier manera contenernos. ¿Para qué nos quieren aquí?”, sostiene el hombre que viaja acompañado de su hijo y esposa.

“Aquí todos venimos por lo mismo, querer conseguir una visa humanitaria para poder salir de aquí, de Chiapas, nadie quiere quedarse y nosotros no podemos estar viviendo aquí mucho, estamos de pasada, necesitamos irnos ya”, apunta mientras chasquea los dedos en ademán de prisa.

El número de peticiones de refugio se ha disparado, de acuerdo con cifras de la Comar. Sólo hasta el cierre de abril de 2022, esta comisión tuvo registro de 40 mil 26 personas que solicitaron la figura de refugio en México para proceder al trámite de visas migratorias. De ese total, 26 mil 774 se hicieron en Tapachula, lo que representa 80 por ciento de las solicitudes a nivel nacional en el primer cuatrimestre del año.

Por su parte, el INM ha documentado de enero a abril en nueve puntos de registro, un total de 435 mil 599 migrantes en busca de trámites para poder movilizarse por México, la inmensa mayoría con rumbo hacia la frontera norte.

Las cifras son escandalosas y a diario, cientos, quizás miles ingresan a territorio chiapaneco por puntos de extravío y caminos ciegos, con un solo objetivo: llegar a Estados Unidos.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!