Comuneros denuncian contaminación por fincas cafetaleras

Habitantes de la comunidad de San Agustín Jitotol en la zona media de Tapachula denunciaron la contaminación del río «Cahoaré», a causa de los trabajos agrícolas de la cosecha y despulpe del café que se realizan durante estos meses, situación que ha originado en la salud de niños y adultos mayores


En representación de los denunciantes, Óscar Velázquez Escobar, afirmó que los habitantes de estas comunidades utilizan el agua de este afluente para realizar las actividades cotidianas en sus hogares, sin embargo, las fincas cafetaleras establecidas en la zona tiran los desechos del café, provocando un alto nivel de contaminación.

Dijo que en los noviembre a marzo es donde los niveles de contaminación han sido mayores, ya que es el periodo de cosecha del aromático grano, lo que provoca una poca afluencia de visitantes que llegan de Tapachula y otras comunidades, ya que la miel de la pulpa del café provoca un color negro y café en las aguas que una simple vista provoca la desconfianza de la gente.

Señaló que han solicitado desde hace 8 años la intervención de las autoridades, ya que los niveles de contaminación de este río es tal que, por solo tener contacto con el agua provocado comezón y ronchas en la piel, lo que hace algún tiempo no ocurría, ya que este afluente había servido también para que las familias tuvieran un rato de esparcimiento.

Hizo un llamado a las autoridades del medio ambiente de los tres órdenes de gobierno para que supervisen sobre cuál es el destino de los desperdicios derivados del aromático grano en las fincas cafetaleras y brinden una solution, antes de que el daño sea irreversible.

«Pedimos realicen una exhaustiva supervisión a las fincas cafetaleras para evitar que las familias que habitan río abajo se enfermen, y se recobre el uso que las familias daban a las aguas del afluente en sus hogares, así como el valor ecoturístico que se ha ido perdiendo a causa de la contaminación indiscriminada de las empresas que laboran con el aromático grano «, acotó.

Cabe hacer mención que investigadores del Centro de Investigaciones con Visión para Mesoamericana han recomendado los propietarios de fincas cafetaleras a tener una planta de tratamiento de aguas residuales para darle un manejo adecuado al agua que se vierte producto de las labores del campo, con la cual se evitaría la contaminación de los afluentes, donde los estudios señalan su alta toxicidad la fauna acuática y los humanos.
Marvin Bautista | Diario del Sur

Más artículos
Reconocen respuesta del pueblo chiapaneco en la aplicación de la vacuna anti COVID-19
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!