Con Sembrando Vida, se fomenta el desarrollo rural y se contribuye a contener la migración: Rutilio Escandón

• El gobernador señaló que este modelo agroforestal significa el bienestar que impulsa el Presidente AMLO para mejorar la calidad de vida de la gente del campo

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas subrayó la importancia que el programa Sembrando Vida ha forjado en Chiapas, como principal generador de empleos y el que fomenta el desarrollo rural, ofrece un proyecto de vida a las y los campesinos chiapanecos, y contribuye a contener la migración; esto como parte de las políticas federal y estatal para combatir la pobreza y brindar atención específica a las necesidades de los sectores sociales más desprotegidos.

El mandatario detalló que dicha iniciativa es un programa visionario que no sólo reforesta, sino que cuida los ecosistemas y el medio ambiente, al tiempo que le da un valor agregado a los cultivos que se cosechan, lo que permite otorgar justicia social y bienestar a la gente del campo, y garantizar la soberanía y autosuficiencia alimentaria a miles de familias.

“Sembrando Vida significa el bienestar que impulsa el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, porque promueve el trabajo comunitario, el aprendizaje colectivo, la reconstrucción del tejido social y procura la felicidad del pueblo, principalmente a los más vulnerables. Significa que toda la gente del campo, sin distinción alguna, no tenga que irse a otro lugar por falta de oportunidades, sino quedarse con la familia a trabajar la tierra”, puntualizó.

Mencionó que este modelo agroforestal, ha contribuido a la plantación de 16 millones de árboles frutales y maderables en Chiapas, lo que ha permitido que se sitúe como uno de las entidades aliadas, con un padrón de 81 mil 308 campesinas y campesinos sembradores, de 3 mil 400 comunidades en 69 municipios, y que de 2019 a la fecha se han destinado más de 16 mil millones de pesos, para lograr una cobertura de 203 mil hectáreas.

Recientemente, dijo, el Gobierno del Estado firmó un convenio de colaboración con la Secretaría de Bienestar federal para reforzar este programa que trabaja intensamente para avanzar en una transición agroecológica que desplace el uso de químicos y que, a través de los Centros de Aprendizaje Campesino (CAC), se fortalezca la cohesión social en las comunidades, la democracia participativa y la corresponsabilidad.

Vespertino/MdR

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!