Cuba sufre devastación en base de combustible

Pierde la isla 4 depósitos de crudo y gasolina en 5 días de conflagración en Matanzas; columna de humo se extendió por 100 kilómetros; familiares reportan 16 desaparecidos, Gobierno sólo confirma un deceso

Luego de un esfuerzo de cinco días para sofocar el incendio en la Base de Supertanqueros en Matanzas, el régimen de Miguel Díaz-Canel aseguró que el incidente fue controlado, mientras comienza la inspección del daño, en el que la isla perdió cuatro depósitos de combustible.

No obstante, los trabajos aún no cesan, pues los bomberos mantienen labores de enfriamiento para evitar que pequeños incidentes aviven el fuego que arrasó con uno de los bloques de depósitos, en el que se derramaron millones de litros de crudo y gasolina, mismos que generaron una densa columna de humo que se extendió por más de 100 kilómetros.

En una reciente evaluación, el coronel y segundo jefe del Cuerpo de Bomberos de la isla, Daniel Chávez, relató en conferencia de prensa, junto al líder revolucionario, que el fuego ya se encuentra bajo control, mientras el saldo se mantiene en un deceso y 128 personas lesionadas, de las que 20 siguen hospitalizadas y, debido a las quemaduras, no todas han sido identificadas.

Explicó que, aunque el riesgo de que éste resurja es bajo, las labores se prolongarán por varios días más, pues se vigilarán los pequeños focos, pero lo más probable es que las llamas no suban.

Chávez enfatizó que deben asegurarse de que no hay una nueva propagación, como lamentablemente ocurrió con los tanques, ya que el daño de los primeros incidió en los más cercanos, provocando que los cuatro colapsaran en días consecutivos. Al respecto, algunos medios locales reportaron que, a distancia, aún se observa parte del fuego, por lo que fueron más cautos al señalar que aún no debe descartarse el peligro.

Rastro del equipo derretido se ve en tomas aéreas de la zona industrial.

Luego de escuchar los resultados de cinco días de labores incesantes, Díaz-Canel reconoció el esfuerzo de todos los que se sumaron a esta emergencia.

Dijo que gracias a su heroísmo, coraje, solidaridad y compromiso el panorama es distinto, un día después de resaltar que la jornada previa fue la más favorable, al reforzar el rociado de agua y espuma de enfriamiento, misma que fue enviada por el gobierno chavista de Nicolás Maduro, al igual que polvos químicos.

Pese a los buenos augurios en torno a la emergencia, no se dio un reporte sobre las personas desaparecidas, 16 de acuerdo con reportes de familiares de socorristas, pero se adelantó que equipo especializado en medicina legal ya investiga la zona en caso de que se localicen más cuerpos, pues hasta el momento sólo hay una baja, ocurrida el pasado 6 de agosto, pero entre los ingresados al menos cinco siguen en condición crítica.

Tras la conferencia, medios oficialistas y autoridades compartieron imágenes de la región, como tomas aéreas, para mostrar el impacto, pues ante la ligera disipación del humo, ya sólo se observa equipo derretido y consumido por las llamas.

En una de las fotografías que la presidencia compartió en redes sociales se observa el rastro de un campo carbonizado y manchas del perímetro que ocupaban los depósitos siniestrados, así como la maleza cercana aún envuelta en humo. Mientras que a unos metros se mantienen vehículos de emergencia, que hasta ayer seguían arrojando agua a la zona.

En torno a la columna de humo, que aún se percibe, la titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez, puntualizó que desde el último reporte no hubo cambios significativos en la calidad del aire de Matanzas y regiones cercanas, pues no se identificaron altos contaminantes.

Y agregó que al disiparse el humo de ese incendio las condiciones mejorarán en los próximos días y que las aguas cercanas, como algunas presas, se encuentran fuera de peligro.

Asimismo, se reveló que en las tomas satelitales ya no se percibe el humo como en los primeros días.

La Razón

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!