Denunció a su vecino por pedófilo, pero lo detuvieron 23 años después al descubrir que el pedófilo era él

En ese entonces, se mostró indignado por tener a un supuesto vecino delincuente, pero ahora es él quien está detrás de las rejas

En 1999, Darren Higham denunció que vivía junto a un supuesto pedófilo, por lo que denunció el caso ante un periódico local. En ese entonces, el hombre estaba furioso porque la inmobiliaria supuestamente no le había contado sobre los antecedentes del hombre de la casa de a lado.

E indignado le dijo hace 23 años a un periódico local de Chesire, Inglaterra, que jamás se habría mudado a ese lugar de haber sabido que tendría por vecino a un delincuente, además de que exigió que lo reubicaran.

Pero la vida da muchas vueltas y ahora es él quien se encuentra tras las rejas, ya que lo detuvieron hace poco cuando descubrieron que el verdadero pedófilo era él, y que había cometido atroces delitos sexuales contra una niña durante cuatro años, informó la Fiscalía local.

Higham, quien ahora tiene 53 años, es originario de Warrington, Chesire, fue captado con una menor de 11 años en la calle y un testigo notó que algo no andaba bien, por lo que llamó a la policía. Luego, la niña habría confesado a su familia que Darren abusaba de ella desde los siete años y que le había pedido que no le dijera a nadie lo que le hacía.

La víctima, visiblemente afectada, también le habría contado a su familia que cuando el sujeto abusaba sexualmente de ella, muchas veces fingió quedarse dormida con la esperanza de que dejara de hacerlo.

El pedófilo ya recibió sentencia

Durante una audiencia en un tribunal de Liverpool, el fiscal David Watson explicó que el detenido abusó sexualmente de la menor de edad desde los siete y hasta los 11 años. El hombre la besaba y tocaba, pero después escaló de nivel el abuso, obligándola a realizar actos sexuales con él.

A Darren, quien trabajó muchos años como músico independiente, no le quedó mas que declararse culpable de cuatro cargos de agresión sexual contra una niña menor de 13 años y por incitar a una niña menor de 13 años a participar en actividades sexuales, informó The Mirror esta semana.

Durante la audiencia, Higham admitió los crímenes por los que lo acusaban y dijo que tenía un gran remordimiento. Su abogado, Gary Lawrenson, dijo que su sentir era genuino y que estaba dispuesto a participar en cualquier trabajo que pudiera ayudarlo a tener libertad condicional, «antes de estos delitos, Higham era un hombre de buen carácter«, agregó el defensor.

En una carta enviada a la Corte, Darren dijo que no había palabras para explicar cómo se sentía y dijo que aceptaría cualquier castigo que las autoridades consideraran justo. Fue sentenciado a cuatro años de prisión, se le giró una orden de prevención de daños sexuales así como otra orden, pero de restricción hacia la víctima.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!