Descubren inusual estrella en forma de lágrima que está a punto de explotar en una misteriosa supernova

Los científicos calculan que en unos 70 millones de años en el sistema nacerá una supernova con características especiales y no saben cómo sería.

El universo siempre tiene misterios nuevos por ser revelados. En esta ocasión, un equipo internacional de astrónomos encontró un sistema binario cuyas estrellas orbitan en espiral y que con el tiempo se encontrarán, formando una supernova. Sin embargo, por unas características en su composición han adoptado una forma similar a la de una lágrima.

Los científicos detallaron que  se trata del sistema HD265435, ubicado a mil 500 años luz de la Tierra; en él hay una enana blanca, estrella ‘muerta’ que ha quemado todo su combustible, y una subenana caliente que todavía está quemando helio. La primera tiene un tamaño similar al del planeta donde habitamos; mientras que la subenana tiene un volumen mucho más grande. La masa conjunta de las dos estrellas se estima en entre 1.3 y 1.9 masas solares.

¿Qué hace diferente a esta estrella de lágrima? 

Actualmente, las dos estrellas orbitan una alrededor de la otra aproximadamente cada 100 minutos, pero como el brillo de la subenana varía mucho, los expertos creen que está distorsionada y ha adoptado una forma similar a la de una lágrima por la proximidad de la otra, que es más pesada. Calculan que en unos 70 millones de años en el sistema nacerá una supernova.

No sabemos exactamente cómo explotan estas supernovas, pero sabemos que tiene que suceder porque lo vemos en otros lugares del universo», indicó Ingrid Pelisoli, integrante del equipo, en un comunicado de la Universidad de Warwick. Sin embargo, sostuvo que tienen una hipótesis de que si la enana blanca acumula suficiente masa de la subenana caliente, de modo que mientras las dos orbitan entre sí y se acercan, la materia comenzará a escapar de la subenana caliente y caerá sobre la enana blanca. 

“Otra forma es porque están perdiendo energía debido a las emisiones de ondas gravitacionales, se acercarán hasta fusionarse. Una vez que la enana blanca gane suficiente masa con cualquiera de los métodos, se convertirá en supernova», agregó. El descubrimiento se describe en un artículo que publicaron en Nature Astronomy.

El Heraldo de México

Más artículos
La Tierra tiene ¡dos lunas!, astrónomos detectan un segundo satélite natural
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!