«Desearía nunca haberlo conocido»: El único amigo del tirador racista de Buffalo es latino y su novia es negra

Payton atacó en un barrio negro porque pensaba que las élites estaban sustituyendo a los blancos; sus amigos dicen que nunca dio indicios de ser racista

Payton Gendron, el supremacista blanco que motivado por teorías conspirativas racistas abrió fuego el pasado sábado 14 de mayo en un supermercado de Buffalo, Nueva York, sólo tenía dos amigos cercanos, un joven latino y su novia negra.

De acuerdo con el Daily Mail, Payton solo convivía con Matt Casado y Skylar McClain en la casa del chico de origen hispano; sin embargo, éste admitió que su amigo nunca pensó que fuera una persona racista: 

«Hasta el sábado creía que era un buen chico (…) desearía nunca haberlo conocido», lamentó Casado, de 19 años.

Un día antes de que Payton perpetrara la masacre, fue a la casa de su amigo y dejó algunas cajas con municiones y un rifle, ya que -dijo- estaba reorganizando su casa y necesitaba dónde guardarlos. Sin embargo, a Pamela Burdock, la mamá de Matt, no le pareció seguro y le pidió que los dejara en un remolque donde el joven, Gendron y Skylar pasaban tiempo jugando videojuegos.

Sin embargo, el sábado por la tarde Matt recibió una llamada que le cambiaría la vida: su amigo Payton era sospechoso de haber perpetrado un tiroteo en un supermercado que se ubicada en un barrio donde predomina la población afroamericana. Para cuando el joven hispano llegó a su casa, la policía ya había estado allí y se había llevado las cajas que municiones del tirador. Casado tuvo que ir con su padre a declarar todo lo que sabía sobre las cajas de su amigo.

El sábado, Payton llegó a la tienda de comestibles Tops Friendly Market y abrió fuego contra 12 personas, de las cuales 10 eran negras y fallecieron en el tiroteo. El chico portaba portaba un chaleco antibalas y un fusil de asalto AR-15 al momento de disparar y, aunque fue detenido en flagrancia, negó los asesinatos; sin embargo, continúa detenido.

«Nunca hizo nada que me hiciera pensar que era racista»

Tras la aprehensión del chico neoyorkino de 18 años, la policía local descubrió que había publicado un manifiesto de 190 páginas sobre la supremacía blanca en el que explicaba varias formas de atacar un barrio mayormente habitado por personas afroamericanas. En dicho documento mencionaba como fuente de inspiración al terrorista anti-islamista Brenton Tarrant, quien el 15 de marzo de 2019 atacó dos mezquitas en Nueva Zelanda, matando a 51 personas y dejando con lesiones a otras 50.

Tanto Gendron como Tarrant se vieron motivados por la teoría conspirativa del Gran Reemplazo, promovida por pensadores europeos y políticos estadounidenses que aseguran que las élites están sustituyendo a las personas blancas por otras razas y culturas como los judíos, musulmanes, asiáticos, latinos, afrodescendientes y hasta los indígenas.

Cuando ésto se supo, Matt Casado y Skylar McClain no daban crédito a los motivos que habían llevado a su amigo a cometer el atroz crimen. «Nunca fue malo conmigo, nunca hizo nada que me hiciera pensar que era racista«, dijo al Daily Mail McClain, de 19 años, quien es novia de Matt y quien convivió con el atacante de Buffalo desde el año pasado, aunque se conocían desde niños.

En este mismo tenor se pronunciaron otros conocidos de Matt y Payton, quienes aseguraron que tampoco sospechaban que el joven de 18 años fuera supremacista y, peor aún, que planeara cometer un crimen de odio por motivos raciales. Sin embargo, sí detallaron al medio británico que ambos chicos frecuentaban una zona de tiro ubicada en Pensilvania y que Gendron «era un buen tirador».

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!