Detectan nanoplásticos en los dos polos de la Tierra, ¿es algo malo?

Los nanoplásticos alteran el microbioma intestinal y pueden afectar a la salud de los organismos acuáticos y de los humanos.

En las regiones polares de la Tierra hay nanoplásticos, una región que se creía libre de contaminación. Eso asegura un equipo internacional de investigadores, quienes sostuvieron que los residuos de ese tipo están prácticamente en todos los rincones del planeta.

En su estudio, publicado en la revista Environmental Research, se detalla que los nanoplásticos (partículas que miden de 1 a mil nanómetros) se generan involuntariamente en la fabricación o degradación de ciertos productos. Para ser precisos, localizaron 13 nanogramos de este desecho por mililitro de hielo derretido en Groenlandia, y cuatro veces más en la Antártida.

«La sorpresa para mí no fue que detectamos nanoplásticos allí, sino que los detectamos en todo el núcleo de Groenlandia. Entonces, aunque los nanoplásticos se consideran un nuevo contaminante, en realidad han estado allí durante décadas«, dijo Dusan Materic, investigador de la Universidad de Utrecht, Países Bajos, y autor principal del estudio. 

Principalmente hallaron:

  • Polietileno, que se utiliza en bolsas y envases desechables
  • Partículas de neumáticos
  • Tereftalato de polietileno, presente en botellas y ropa
  • Polipropileno, empleado en contenedores de alimentos y tuberías

¿Son muy malos?

Los nanoplásticos alteran el microbioma intestinal y pueden afectar a la salud de los organismos acuáticos y de los humanos, según un estudio de revisión liderado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de Cataluña (CREAF).

El estudio, que publica ‘Science Bulletin’, concluye que los nanoplásticos cambian la composición y diversidad funcional del microbioma intestinal en vertebrados e invertebrados, y que los efectos de la exposición extensa y a largo plazo observados en modelos animales podrían ser aplicables a los humanos.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!