Duelo esperado de guerreros mexicanos

Please log in or register to like posts.

Tras más de un año de buscar una fecha para poder llevar a cabo la pelea, los gladiadores mexicanos Miguel Berchelt y Óscar Valdez subirán al ring el próximo 20 de febrero, anunció la promotora Top Rank.
Aún se desconoce si se permitirá o no el acceso de aficionados. La Burbuja del Hotel MGM, en Las Vegas se perfila como la opción principal para recibir el esperado combate.
Esta pelea estaba programada para realizarse el 12 de diciembre de 2020, pero debido a que Berchelt dio positivo a covid-19, se tuvo que posponer.
El quintanarroense Berchelt (37-1, 33 KO´s), vigente campeón súperpluma del Consejo Mundial de Boxeo, defenderá por séptima ocasión su cinturón. Las últimas cinco victorias las ha obtenido por la vía del nocaut.
Su última defensa fue el 2 de noviembre de 2019 ante el puertorriqueño Jason Sosa, a quien derrotó en sólo cuatro asaltos.
Durante 2020, la pandemia dejó al quintanarroense sin actividad titular. Tuvo sólo una pelea, el 27 de junio ante el sinaloense Eleazar Salazar, a quien derrotó en seis rounds, en una pelea donde no expuso su campeonato.
Esta pelea es la que soñé desde que ambos éramos peleadores amateurs”, dijo Berchelt. “Valdez es un gran peleador y será una gran pelea. Me estoy preparando con todo para ganar por nocaut y no dejar ninguna duda de que soy el mejor superpluma del mundo”.
El sonorense Valdez (28-0, 22 KOs), dos veces olímpico por México, dejó vacante el título mundial peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) el año pasado después de seis defensas exitosas.
La última pelea de Valdez por un campeonato fue el 8 de junio de 2019 ante el estadunidense Jason Sánchez, a quien venció por decisión unánime. Debutó en peso superpluma con nocaut ante el estadunidense Adam López el 30 de noviembre de 2019, lo derrotó y desde entonces se hablaba de este combate.
El año pasado peleó sólo una ocasión, frente al boricua Jayson Vélez, al que noqueó en 10 capítulos.
Siempre que hay dos mexicanos arriba del ring, es una guerra garantizada”, aseguró Valdez. “Sera un honor para mí brindarles una gran guerra a mi público”,
La pandemia, y el posible no acceso de aficionados a las arenas, retrasó la realización de esta esperado pelea, pero los directivos de Top Rank y los equipos de ambos boxeadores lograron llegar a un acuerdo.

Por El Excelsir