El asesinato de Manuel Ardavin, ¿Mariano Díaz Ochoa el autor intelectual?

GRANDES  NUBARRONES y SOMBRAS de dudas y de fundadas interrogantes, se ciernen sobre ese tema en cuyo centro se habría encontrado el hoy finado, una regidora coleta y el alcalde de San Cristóbal de Las Casas, Mariano Díaz Ochoa.

Aunque los familiares del joven asesinado esa mañana mientras desayunaba dicen lo siguiente:

 “…platicamos con la familia y lo dejaremos en manos de Dios se que las autoridades harán un buen trabajo, mi madre es y nosotros somos cristianos y se lo dejaremos a Dios, ya perdonamos a las personas que hicieron esa maldad tememos por nuestras vidas”

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), irá AL FONDO en las investigaciones y detener a los autores materiales y sobre todo, a los INTELECTUALES de este ARTERO ASESINATO sucedido en San Cristóbal.

La Fiscalía debe indagar respecto a QUIÉN ORDENÓ e HIZO LA CARTA de deslinde de Cynthia Ricci Díaz, Segunda Regidora del Ayuntamiento que preside el ex-preiísta Mariano Díaz Ochoa, cuándo no había NINGUNA NECESIDAD y MENOS URGENCIA de hacerlo.

¿Porque lo hizo o a quién quiso proteger con dicha “aclaración? ¿Quién o quiénes le pidieron hacerlo?

A la par de ello Mariano Díaz Ochoa, ni siquiera se inmutó y, por el contrario, pareció subirle el volumen a su SOBERBIA misma que tiene a San Cristóbal en un pueblo SIN LEY y ni siquiera escucha y apoya a un grupo de militares en retiro quiénes, hace tres días, levantaron la voz, pero el ex-priísta ni se inmutó y sí SE BURLÓ de ellos.

¿Qué pasó o que declaró su sobrino, Leonardo Díaz, detenido en el incidente en dónde fuera asesinado Manuel Ardavin, ¿pero que lo dejaron en libertad “por no tener elementos de culpabilidad”?

No deben olvidar que NO HAY CRIMEN PERFECTO y, los indicios irrefutables y por demás contundentes en MANOS DE ALGUIEN, saldrán a la luz pública y, tarde o temprano, caerán como rayo encima del quién tenga que caer.

Quien nada tiene que ver, no tiene por qué simular mediante una efímera SOBERBIA, porque, por  más deslindes y sacudidas que hagan o busquen hacer, no podrán ocultarse,  simular y “protegerse”  mucho tiempo.

En nuestro artículo de hoy, dejamos en el aire o a la FGJE, dos interrogantes más que serían o son NUBARRONES de mucho peso en este caso:

¿Cómo o quién apuntaló a Cynthia Ricci Díaz para ocupar la Segunda Regiduría en el Ayuntamiento Coleto?

¿Fue su prima o hermana Fabiola, el Senador Eduardo Ramírez Aguilar, Mariano Díaz Ochoa o por ella misma?

Una segunda: ¿Que dice UNA GRABACIÓN o AUDIO que la propia regidora habría obtenido o grabado cuándo la llamaron antes o después de ser nominada como candidata a ocupar un lugar en la planilla de Mariano Díaz Ochoa? Tres, cuatro, cinco o más personas tienen conocimiento de ello.

Más allá de sus asuntos personales o íntimos, los cuáles deben ser respetados, las autoridades están OBLIGADOS a llegar hasta las últimas consecuencias, CAIGA QUIÉN CAIGA. Y también la sociedad está en su derecho de exigir justicia, saber la verdad y velar porque este ASESINATO no quede impune como muchos en Chiapas.

Los “humos” de engrandecimiento y la INVENCIBLE SOBERBIA de Mariano Díaz Ochoa debe de ir bajándole “dos rayitas” porque, quizás no tanto por este criminal incidente, si no por la inseguridad, violencia y abusivez con la que gobierna, está “en el ojo del huracán” y el mañana podría ser dramático política y moralmente.

El pueblo sancristobalense es y aún sigue siendo un pueblo noble y muy inteligente. Por ello, tiene derecho de saber la verdad y ya no se le debe seguir dando “atole con el dedo” y mucho menos ser gobernado por un cancerbero que sólo vigila sus maquiavélicos y oscuros intereses desde la presidencia municipal en la cual, con este trienio, llevaría ya NUEVE AÑOS en ella.

No hay que olvidar también que en su gestión, ASESINARON al periodista Fredy López Arévalo y cuyos asesinos aparecieron muertos por la frontera.

El Poder de la Noticia

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!