OMS registra el peor dato semanal de casos de COVID-19 desde que inició la pandemia

La OMS notificó 21 millones de contagios mundiales; las muertes se mantuvieron

El mundo registró 21 millones de nuevos enfermos de COVID la semana pasada, el peor dato semanal desde el inicio de la pandemia, informó ayer la OMS. La cifra de decesos se mantuvo casi inalterable, en más de 50 mil.

La evaluación indica que el número de casos de coronavirus subió en 5% y que el ritmo de expansión parece estar frenándose: sólo en la mitad de las regiones aumentaron los positivos. A principios de mes se había batido el récord de contagios, con 9.5 millones, luego de un repunte de 71% con respecto a la semana anterior.

Según la OMS, el mayor incremento en los positivos se dio en Medio Oriente, con un alza de 39%, seguido de un aumento de 36% en el sudeste asiático. Las muertes subieron en esas dos regiones, además de América.

El director general de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se mostró en contra de hablar de que la pandemia podría estar encarando su “fase final” y advirtió que las condiciones siguen siendo apropiadas para que surjan nuevas variantes. Pese a esto, dijo que es posible que el mundo abandone la fase aguda, si se cumplen metas como inmunizar a al menos 70% de la población de cada país, a finales de año.

Mientras, EU ha enviado 400 millones de vacunas a países necesitados, como parte de su promesa de donar más de mil 100 millones de dosis a países pobres.

PREOCUPAN NUEVOS CAMBIOS

La subvariante BA.2 de la variante Ómicron, dominante en Dinamarca, parece ser más contagiosa que la BA.1, más común.

Los cálculos preliminares sugieren que la BA.2 podría ser 1.5 veces más infecciosa que la BA.1.

Sin embargo, un análisis inicial no mostró ninguna diferencia en el riesgo de hospitalización para la BA.2 en comparación con la BA.1.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!