Elefantito pierde la mitad de su trompa tras caer en trampa de cazadores furtivos

Las autoridades de Sumatra dicen que la pandemia de Covid-19 ha provocado a un aumento de la caza furtiva en Sumatra, pues los aldeanos recurren a la caza por razones económicas.

La caza furtiva de elefantes aún es un problema y el último caso viral de esto ha causado indignación. Y es que una cría de elefante se quedó sin la mitad de su trompa, pues cayó en una trampa, en la isla de Sumatra, Indonesia. Quieres lo rescataron tuvieron que amputarle su trompa para salvarle la vida de esta especie en peligro.

Se trata de una hembra de un año y se encuentra entre los últimos elefantes salvajes de Sumatra. Fue encontrada muy débil con una trampa todavía incrustada en su tronco el domingo en Alue Meuraksa, un pueblo boscoso en el distrito de Aceh Jaya, dijo Agus Arianto, jefe de la agencia de conservación de la provincia de Aceh.

«Esto obviamente tenía la intención de cazar furtivamente animales en peligro de extinción para ganar dinero. Cooperaremos con los organismos encargados de hacer cumplir la ley en una investigación», mencionó Agus en un comunicado.  Arianto dijo que la cría aparentemente fue dejado atrás por la manada debido al deterioro de su condición después de ser atrapada en la trampa, supuestamente colocada por un cazador furtivo.

Una difícil decisión, pero le salvaron la vida

Arianto detalló que los funcionarios de vida silvestre tuvieron que amputar el lunes la mitad de la trompa para salvarle la vida; desafortunadamente, las autoridades dicen que la pandemia de Covid-19 ha provocado un aumento de la caza furtiva en Sumatra, pues los aldeanos recurren a la caza por razones económicas.

Una especie en peligro de extinción 

En julio, se encontró un elefante sin cabeza en una plantación de palmeras en East Aceh. La policía arrestó a un presunto cazador furtivo junto con cuatro personas acusadas de comprar marfil al animal muerto. Sus juicios aún están en curso desde el mes pasado. Se enfrentan a hasta cinco años de prisión y una multa de 7 mil dólares si son declarados culpables.

El número de elefantes de Sumatra que han muerto como resultado de ser atrapados y envenenamiento ha llegado a 25 en los últimos nueve años solo en el distrito de East Aceh, dijo Arianto. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha elevado el estatus del elefante de Sumatra de peligro a en peligro crítico en su Lista Roja de 2012, principalmente debido a una caída significativa de la población, así como a la pérdida de más del 69% de su hábitat potencial en los últimos 25 años.

Los datos del Ministerio de Silvicultura y Medio Ambiente de Indonesia mostraron que la población de elefantes de Sumatra se ha reducido de mil 300 en 2014 a 693, casi un 50% menos en los últimos siete años.

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!