Enfrentar el aumento de la inflación y una escalada de precios, reto de Banxico: Alejandor Díaz de León

El funcionario fue cuestionado al respecto durante la XLIX Concecnión Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas

Banxico pretende evitar posible escalada de precios

Reforzar la Política Monetaria para enfrentar los efectos del aumento significativo de la inflación, ese es el reto de hoy del Banco de México, aseveró Alejandro Díaz de León, gobernador del Instituto Central.

Ello, al ser cuestionado durante la XLIX Convención Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), sobre si el aumento actual de tasas por parte de Banxico no afectará su margen de maniobra cuando la Reserva Federal de Estados Unidos inicie con este mecanismo, el cual se prevé hacia la segunda mitad del 2022.

“Primero tenemos que enfrentar el reto que nos toca ahorita, que es un aumento significativo en la inflación (…), evitar que se genere contaminación en la formación de precios y que se generen los llamados efectos de segunda ronda, donde precios que no tienen afectados los costos de insumos revisan precios simple y sencillamente porque hay un ambiente de revisión al alza de precios”, apuntó el gobernador del Banxico.

Si bien, aclaró, este aumento de tasas no va a deshacer la inflación externa con instrumento de política monetaria interna pero lo que sí se puede hacer es evitar que se dé una escalada de precios.

Así que, dijo, lo que ha hecho Banxico y ha buscado hacer es reforzar la postura de Política Monetaria, no para deshacer los choques porque se sabe que no se puede, pero si para administrar con el mayor orden posible que la economía y los mercados asimilen este choque.

Respecto a que, si esta acción de Política Monetaria disminuye el nuevo margen de maniobra cuando la Reserva Federal aumente tasas o no, Díaz de León comentó que “si algo hemos aprendido es que no debemos dejar de administrar la medicina que es necesaria hoy, para enfrentar los retos de hoy, pensado que puede ser guardada para administrarla más adelante, porque eso significa que eso nos puede complicar la salud del paciente hoy”.

Así, agregó, “creemos que la mayor opcionalidad que tiene la política pública es cuando ataja los problemas que enfrenta cuando los tiene, y si más adelante va a ser más complejo o retador, porque a lo mejor en un año o en ocho meses la Reserva Federal empieza a subir tasas y Banco de México lo hizo con anticipación ese será un problema que se deberá evaluar en su tiempo y circunstancia”.

A decir del funcionario, hoy en día no se debe buscar el no tomar decisiones necesarias hoy porque probablemente pudieran llegar a ser más necesarias mañana.

Comentó que quizás el diferencial de tasas de interés que se ha estado incrementado actualmente por las acciones de política monetaria en la parte corta y por primas de riesgo en la parte larga, eventualmente también le puede dar más margen de maniobra al Banco de México “para no necesariamente tener que replicar lo que haga la Reserva Federal”.

Alejandro Díaz de León señalo que hay dos grandes retos, uno es el inflacionario y el segundo, que puede ser coincidente o con cierto desface en el tiempo, es la normalización de la política monetaria de Estados Unidos.

Reconoció que lo más complejo sería enfrentar presiones inflacionarias significativas junto con una Reserva Federal en un cambio de política monetaria muy significativa, porque eso no solamente generaría un ajuste de los términos y condiciones del financiamiento a nivel global.

También podría provocar, agregó, una aversión al riesgo e, inclusive, un reacomodo de los portafolios de inversiones y probablemente salida de capital de economías emergentes.

Dijo que, por diversas razones, algunas economías avanzadas se embarcaron en una reacción de política el año pasado que les permitiera una depresión económica en términos de la cuantía de estímulo monetario y del estímulo fiscal.

No obstante, señaló, lo que se dio fue “un cierre y reapertura de la economía, muy dolorosa, pero un cierre y apertura que ni siquiera ha tenido los horizontes de recuperación cíclica que tradicionalmente se ven en los ciclos económicos”.

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!