Chiapas

Equipan hospitales para reforzar atención a embarazadas y reducir mortalidad materno-infantil en Chiapas

Chiapas; Con eficiencia, honestidad y voluntad, en Chiapas se sacan adelante las demandas más sentidas de la población en materia de salud, como el fortalecimiento en equipamiento médico a hospitales, clínicas y centros de salud para reforzar la calidad de la atención a las mujeres embarazadas y coadyuvar en la disminución de la mortalidad materno-infantil, informó el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.


Destacó que de acuerdo al parámetro de mortalidad materna, la entidad cerró el 2020 en el lugar número 11 a nivel nacional, pero gracias a convenios que se han hecho con las parteras y parteros, la remodelación de hospitales, la distribución de medicamentos, y al personal médico y de enfermería, así como las acciones y estrategias preventivas, al corte de la última semana epidemiológica de 2021, se coloca en la posición número 24.


Luego de apuntar que pese a la emergencia sanitaria por el COVID-19 no ha existido impedimento para continuar respondiendo a las necesidades de la población, el gobernador refrendó su compromiso de continuar sumando esfuerzos para resarcir los rezagos en infraestructura hospitalaria, que permitan seguir dando buenos resultados en favor del bienestar de las personas más vulnerables.


Muestra de lo anterior, dijo, es el inicio de la construcción de lo que será la Clínica de Parto Humanizado que el pasado 8 de marzo se puso en marcha para garantizar atención médica profesional, especializada, digna y de calidad a las mujeres embarazadas. “Esta infraestructura, única en su tipo a nivel nacional, se convertirá en símbolo de bienestar y progreso para las chiapanecas”.


Asimismo, la entrega de equipamiento para atender partos, cesáreas y emergencias obstétricas y pediátricas a y la mejora continua de la calidad en los nueve procesos de atención materno-neonatales que se desarrolla en diversos nosocomios, como el Hospital Regional «Dr. Rafael Pascacio Gamboa» de la capital y los hospitales básicos comunitarios de Chiapa de Corzo, Acala, Cintalapa y Berriozábal, como parte del Plan de Reducción de Muerte Materna, derivado de un acuerdo de colaboración con la Iniciativa Salud Mesoamérica.

Cabe mencionar que los nueve procesos se refieren a la atención a la hemorragia posparto, atención a la preeclampsia con datos de severidad, a la sepsis materna, al parto eutócico, así como la atención inmediata al recién nacido, al puerperio, al recién nacido con asfixia severa, con sepsis y prematuro.


En cuanto a equipamiento, se han otorgado tococardiógrafos normales y gemelares, reanimadores, monitor de latidos fetales, oxímetros, esfigmomanómetro para toma de presión de niños y adultos, estetoscopio para pediátricos y adultos, termómetros, instrumental de cesáreas y partos normales, pinzas para cortar ombligo umbilical, cunas térmicas de calor radiante, monitor de signos vitales de adultos, camillas de traslado, lámparas de quirófano, ultrasonidos portátiles, autoclaves.


Además de electrocauterios, equipo de aspiración portátil, bombas de infusión, camas hospitalarias, cascos cefálicos pediátricos y neonatales, equipo nasal de apoyo respiratorio, tanques de oxígeno, mesa de atención del parto, sillas de ruedas, cojines para recolectar placenta, cubeta de patada, incubadoras, lámparas de examinación, extractores de leche, entre otros.

Más artículos
Declaran epidemia en India por “hongo negro” en pacientes de Covid-19
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!