Fiscalía de Coahuila investiga la tortura hasta la muerte de un osito negro que bajó a Castaños a tomar agua

El gobernador Miguel Riquelme adelantó que la Fiscalía, de acuerdo con sus facultades, realiza su propia investigación «y actuará para castigar a los responsables de maltrato animal», ya que atentar contra un animal en peligro de extinción es atendido por la autoridad federal.

La Fiscalía General del Estado de Coahuila abrió una carpeta de investigación por las torturas que derivaron en la muerte de un ejemplar de oso negro en el municipio de Castaños.

Así lo dio a conocer en sus redes sociales, luego de que el gobernador del estado, Miguel Riquelme, condenara los hechos, cuyas imágenes fueron difundidas en redes sociales y en las que se puede ver a los pobladores torturar hasta matar a un oso negro de cuatro meses de edad, que habría bajado a la localidad en busca de agua.

Usuarios de redes sociales reclamaron que los hechos ocurrieron frente a elementos de la policía municipal, quienes al igual que los pobladores, aparecen riendo en fotografías y videos, mientras el animal era sometido.

Sin embargo, adelantó que la Fiscalía, de acuerdo con sus facultades, realiza su propia investigación “y actuará para castigar a los responsables de maltrato animal”, ya que atentar contra un animal en peligro de extinción es atendido por la autoridad federal.

“El oso negro es el símbolo vivo de la conservación en Coahuila, todos debemos respetar su vida y su entorno”, dijo.

Aristegui Noticias

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!