Habitantes de la cabecera municipal de Pantelhó, retornan a sus viviendas ante la presencia del Ejército Mexicano y Guardia Nacional.

Después de 15 días del atentado armado y explosivos en la cabecera municipal de Pantelhó, cientos de familias tuvieron que salir de sus casas para buscar refugios temporales en diferentes comunidades o municipios aledaños.

Es el caso de don Alejandro Aguilar, quien su vivienda fue afectada por la explotación de una bomba casera que se encontraba a pocos metros, dejándolo con un daño total.

Alejandro Aguilar, busco refugio temporal para la su esposa y sus cinco menores hijos en una localidad cercana a Pantelhó.

Después de 15 días don Alejandro Aguilar, regresó a Pantelhó, para poder reconstruir su vivienda.

«Me animé a regresar a mi casa, porque es lo único que tengo, hoy me siento más seguro en el municipio porque se encuentran los militares y la guardia nacional vigilando a Pantelhó» Comentó don Alejandro.

Hasta estos momentos don Alejandro no ha tenido ningún tipo de apoyo, únicamente una despensa que consta de dos bolsas de sopa, una maseca, pasta dental y papel higiénico.

Por otra parte, familias que se dedican al comercio de abarrotes, tortillerías, cocinas económicas, agroveterinarias han retornado a sus viviendas en la cabecera municipal de Pantelhó, ya que afirman que se encuentra seguros ante vigilancia de realizar el Ejército Mexicano y Guardia Nacional, para poder vender sus productos.

Actualmente la economía en la cabecera municipal de Pantelhó, se encuentra muy baja, esto ante el cierre de caminos en la comunidad Nueva Jerusalén. Los comerciantes afirman que son los habitantes de las 86 comunidades indígenas quienes activan el comercio, ya que bajan de las comunidades a realizar sus compras a la cabecera municipal.

Yos Penagos

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!