¿Hay vida inteligente en el espacio? El Proyecto Galileo pretende averiguarlo; te explicamos qué es

En caso de que no se detecte tecnología alienígena con el Proyecto Galileo, los datos recopilados podrían usarse para estudiar asteroides y cometas interestelares.

Muchos han visto Objetos Voladores No Identificados (OVNIs), pero hasta recientemente el gobierno de Estados Unidos reconoció que el fenómeno era real. Ahora, se impulsará un nuevo proyecto que buscará saber si se trata de naves extraterrestres con la mejor tecnología que hay en la actualidad.  

En un informe del Pentágono, entregado al Congreso el 25 de junio, decía lo siguiente: “La cantidad limitada de informes de alta calidad sobre fenómenos aéreos no identificados obstaculiza nuestra capacidad para sacar conclusiones firmes sobre la naturaleza o intención de los mismos”, razón por la que se presentó el Proyecto Galileo, cuyo único objetivo será buscar señales tecnológicas extraterrestres.

El astrónomo Avi Loeb de la Universidad de Harvard es el cofundador y director del Proyecto Galileo; sí Loeb, el mismo que sugirió que el objeto interestelar ‘Oumuamua, que pasó brevemente por nuestro sistema solar en 2017, era una sonda alienígena. Su afirmación fue recientemente refutada. 

“Oumuamua probablemente no sea una nave espacial extraterrestre, pero la ciencia no debería rechazar dogmáticamente las posibles explicaciones extraterrestres debido al estigma social o preferencias culturales”, se lee en la página del Proyecto Galileo

¿Cómo se buscarán señales extraterrestres con el Proyecto Galileo? 

Las actividades planificadas para el Proyecto Galileo incluyen búsquedas de objetos interestelares similares a Oumuamua y satélites extraterrestres en órbita alrededor de la Tierra. Para lograrlo, tomarán como referencia los estudios astronómicos existentes y futuros (incluidas las observaciones realizadas por el próximo Observatorio Vera C. Rubin). Buscarán con una red de telescopios de tamaño mediano y alta resolución, conjuntos de detectores y cámaras

El proyecto ya recibió 1.755 millones de dólares en donaciones, y el equipo actualmente está llevando a cabo reuniones semanales y está considerando qué instrumentos comprar. Frank Laukien, presidente y director ejecutivo de Bruker Corp., una empresa de fabricación de equipos científicos, es el otro cofundador del Proyecto Galileo.

Pero aunque muchos crean que es una pérdida de dinero, en caso de que no se detecte tecnología alienígena, el proyecto aún recopilará datos científicos valiosos que podrían usarse para estudiar asteroides y cometas interestelares.

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!