jaguares

Huérfanas y deshidratadas así estaban jaguares, hoy corren libres en la selva

Acuatro años y medio de su rescate en Calakmul, Campeche, las hembras de jaguar bautizadas como Nicté Ha y Celestún Petén, volvieron a correr libres en la selva, luego de ser sometidas a un ambicioso programa de crianza, rehabilitación y adaptación.

Cuando las dos hermanitas fueron encontradas pérdidas en el Ejido Centauros del Norte en octubre de 2016, después de quedar huérfanas, tenían apenas 20 días de nacidas.

Los pronósticos para las crías no eran nada alentadores, ya que sólo pesaban 600 gramos y presentaban un grave estado de deshidratación, por lo que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), confío su salud a un equipo de veterinarios de la organización “Yaguar Xoo”, que con cuidados extremos logró estabilizarlas.

Tras 15 días de recuperación y un aumento de peso considerable, las pequeñas hembras fueron trasladadas al estado de Oaxaca, donde la Fundación Jaguares en la Selva diseñó todo un protocolo de atención, que desde el principio tenía como meta el regreso de Nicté Ha y Celestún Petén a su hábitat natural.

Uno de las primeras acciones para lograr su alimentación sin interacción humana, fue crear un simulador de vientre de jaguar donde tomaban su fórmula láctea.

El simulador construido por ingenieros mexicanos contaba con seis mamilas, tres con leche y tres sin leche. El objetivo era estimular la competencia por la teta como sucede en la naturaleza.

“Nuestro simulador de vientre de jaguar fue rociado con aromas naturales tomados del recinto de Hada, una de nuestros jaguares hembras adultas en aquel tiempo. En total creamos tres simuladores de vientre diferentes, hoy en día son un hermoso recuerdo listos para atender futuros casos”, explicó Jaguares en la Selva.

La mañana del 14 de noviembre de 2020, las «diosas doradas», ahora convertidas en dos bellos ejemplares juveniles, viajaron en un avión de la Secretaría de Marina (Semar), desde tierras oaxaqueñas al Aeropuerto de Cancún, Quintana Roo, en busca de la libertad.

Al arribar a la terminal aérea, las hermanas fueron trasladadas en camioneta y luego en canoas a un área natural al norte de la Península de Yucatán, donde recibieron en un Simulador de Vida Silvestre cuatro meses de adaptación en semicautiverio.

«Estas instalaciones fueron construidas en medio de humedales espectaculares y selva inundable que conforma un importante corredor biológico», detalló la organización de la sociedad civil.

En esta última etapa de su rehabilitación, los dos majestuosos ejemplares recibieron las últimas lecciones para que pudieran regresar con los suyos, lo que representa un valioso aporte genético para las poblaciones de jaguares silvestres del sureste mexicano.

El 15 de diciembre de 2020, se colocaron collares GPS a los jaguares, para asegurarse que podían cazar, nadar, bucear sin problemas, al tiempo que aportarán una gran cantidad de datos científicos a través de su señal satelital, después de su liberación

Los collares tienen un sistema DROP-OFF por lo que están programados para caerse automáticamente en una fecha específica.

En videos de la agrupación se puede observar cómo en enero Nicté Ha cazó un pecarí de collar (Pecari tajacu), demostrando que ella y su hermana están listas para valerse por sí mismas en libertad y con su GPS en el cuello.

Después de que las «diosas doradas” regresaron a su hábitat natural este jueves 11 de marzo, se espera que pronto se adapten, encuentren pareja y puedan tener descendencia, con lo que se cerraría un círculo virtuoso para una especie en peligro de extinción, gracias a un exitoso programa de conservación. De Oaxaca para el mundo.

«Está hecho. Esta mañana Nicté Ha y Celestún Petén regresaron a la naturaleza como parte de nuestro programa de refuerzo genético para poblaciones de jaguares silvestres en México, especie catalogada en Peligro de Extinción por la Norma Oficial Mexicana 059.

Estas dos jaguares liberadas han abierto nuevas oportunidades para que otros jaguares rescatados y felinos neotropicales con viabilidad genética puedan ser liberados a vida silvestre», escribió la Fundación Jaguares en la Selva.

-Excélsior

Más artículos
Peso se recupera marginalmente tras racha de seis caídas al hilo
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!