Inaceptable y sospechoso que el asesino de los jesuitas llevara una vida tan normal: AMLO

En la Mañanera, López Obrador enfatizó que harán una investigación a fondo para ver si el acusado vivía en impunidad y en contubernio con las autoridades

En la Mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como inaceptable y sospechoso que José Noriel Portillo alias “El Chueco”, el presunto asesino de los sacerdotes jesuitas y del guía de turistas en Chihuahua, llevara una vida tan normal pese a sus antecedentes penales.

En la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario federal destacó el informe de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua donde detallaron que José Noriel Portillo era patrocinador de un equipo de béisbol, pese a que contaba con antecedentes penales e incluso una orden de aprehensión por homicidio.

Indicó que llevan a cabo una investigación a fondo para ver si el presunto asesino actuaba con impunidad, si tenía protección y arreglos con alguna autoridad para que siguiera en libertad.

«Es muy extraño y al mismo tiempo inaceptable y además muy sospechoso el que una persona así llevara una vida tan normal, porque de acuerdo con el informe de la FGE de Chihuahua, era patrocinador de un equipo de béisbol con los antecedentes que ya tenía y conocido en toda la región con orden de aprehensión», enfatizó el presidente de la república.

«Entonces hay que ver si no había impunidad, protección, arreglos, acuerdos con quiénes. Sí, vamos a ir a fondo, que se conozca toda la verdad», señaló AMLO.

AMLO seguirá con la estrategia de seguridad

Cuestionado sobre cambiar la estrategia de seguridad, López Obrador fue enfático en seguir atendiendo a los jóvenes al darles oportunidades para que no sean reclutados por el crimen organizado.

«Debemos seguir insistiendo en que se puede ser feliz trabajando honradamente y con las oportunidades que ahora se tienen para los jóvenes». precisó el mandatario.

Indicó que la escalada de violencia en el país es un problema de fondo y se fue arraigando desde, por lo menos, dos gobiernos federales anteriores a su administración. En ese sentido señaló que Felipe Calderón Hinojosa recibió el país con menores cifras de incidencia delictiva, pero “las llevó arriba, y todavía en el gobierno pasado subieron más”, aseguró.

«Primero atender las causas que nunca atendieron ellos, nunca atendieron a los jóvenes, porque desprecian a los pobres, al pueblo, eso es el fondo del asunto», expresó el titular del Ejecutivo Federal.

López Obrador mostró una lámina con las cifras de las personas fallecidas víctimas de homicidios dolosos comparada con sexenios anteriores, «¿Qué no es esto una guerra?», dijo el presidente sobre los acaecidos durante el periodo de gobierno de Calderón Hinojosa, «Los remataban… Había la instrucción de aplicar toda la fuerza«, exclamó el mandatario.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!