Katya Echazarreta y su experiencia como mujer: ‘me dijeron que desperdiciaba el lugar de un hombre’

La primera mexicana en ir al espacio confesó que, antes de logar su sueño, atravesó por distintos obstáculos, como migrar a Estados Unidos de niña y no tener dinero para estudiar una carrera.

“Yo voy a ir al espacio y yo voy a estar en la NASA”, fueron las palabras que decretó, desde los 7 años, Katya Echazarreta, quien se convirtió hace un par de semanas en la primera mujer nacida en México en ir al espacio.

En un evento organizado por el Gobierno de la Ciudad de México para reconocer a la ingeniera eléctrica, Echazarreta confesó que antes de logar su sueño de viajar al espacio atravesó por distintos obstáculos, como migrar a Estados Unidos a corta edady no tener recursos para estudiar una carrera.

“De niña, mi familia me llevó a Estados Unidos, fue difícil porque no hablaba inglés, no entendía nada en el salón y permanecía sentada por cinco horas.

“Claro que ha sido difícil para mí, yo no tenía dinero para ir a la universidad”, dijo.

Incluso, la joven, de 27 años, agregó que cuando ganó una beca para estudiar el nivel superior, los maestros no creían en su potencial y fue discriminada por querer estudiar una carrera para ‘hombres’.

“Mis maestros de la universidad me decían que esas carreras no eran para las mujeres, me decían que estaba desperdiciando el lugar de un hombre que sí se lo merecía”, dijo.

Pero estas palabras no lograron “frenar” el objetivo de la joven astronauta, quien aseguró que lo más importante es creer en sí mismo: “Lo primero que necesitas es creer en ti tan sinceramente y es como vas a poder lograr. Siempre recuerden que las palabras más importantes son las que se dicen a sí mismas”.

Después de su viaje al espacio, Katya aseguró que no quiere ser una persona conocida por sus reconocimientos, “quiero ser una persona que ayuda y que cambia las vidas de las personas”.

Por esta razón, enfatizó que ahora quiere servir a las mexicanas a lograr sus metas: “Quiero dedicarme a ayudar a cada una de ustedes a ser lo que quieren ser, podamos hacer lo que queramos ser; si quieren llegar al espacio, lo pueden hacer”.

Esta mañana, la primera astronauta mexicana en viajar al espacio visitó al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

La originaria de Guadalajara, Jalisco, resaltó que era una reunión para conocerse y explicarle su experiencia en el espacio.

“La verdad es que es una experiencia que realmente te cambia la vida por completo, no nada más por la atención que he recibido, la perspectiva te la cambia, te cambia tu forma de ser, tu forma de existir y cómo ves la vida. Así que para mí lo más importante, especialmente de tener así la atención nacional es ayudar a los jóvenes, motivarlos”, expresó ante las cámaras.

En su conferencia matutina, López Obrador destacó que “es un orgullo, para todos los mexicanos, una mujer excepcional”.

¿Quién es Katya Echazarreta?

Echazarreta, una ingeniera eléctrica y de hardware, se convirtió en la primera mujer nacida en México en ir al espacio, luego de que ella y otras cinco personas de una tripulación internacional despegaron de Texas a bordo de un cohete New Shepard para un vuelo de 10 minutos lanzado por Blue Origin.

Sin embargo, mientras Echazarreta crecía en Guadalajara se le decía que abandonara sus sueños de viajar al espacio. “De todos a mi alrededor —familia, amigos y maestros— seguía escuchando lo mismo: eso no es para ti”.

El vuelo se produjo en medio de los esfuerzos por aumentar la diversidad en los viajes espaciales, que durante mucho tiempo han estado dominados por hombres blancos.

De las más de 600 personas que han viajado al espacio desde el vuelo pionero de Yuri Gagarin en 1961, menos de 80 han sido mujeres y menos de tres docenas han sido de raza negra, indígena o latinos.

El vuelo, además, se suma a los esfuerzos de Blue Origin, una empresa del fundador de Amazon, Jeff Bezos, para competir contra SpaceX de Elon Musk y Virgin Galactic de Richard Branson por los dólares del turismo espacial.

Echazarreta fue elegida entre más de 7 mil postulantes en más de 100 países.

Fue la primera pasajera patrocinada por la organización sin fines de lucro Space for Humanity y se convirtió en una de las mujeres más jóvenes en volar al espacio.

El Financiero

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!