LA DESGRACIA EN TAPACHULA

Con Rosy Urbina, en lugar de mejorar las cosas, se pusieron peor.

En vez de que se resolvieran los problemas de esta ciudad tan importante en Chiapas, más se complicaron.
La desgracia en Tapachula: lejos se ve aquella transformación que se prometió. Y muy de cerca se observa el retroceso.

ES EL COMIENZO

Mientras más se hurga sobre los asuntos de este ayuntamiento, más se descubre de los malos manejos.
Lo que descubrimos sobre las cuentas públicas de diciembre, enero, febrero y marzo, es otra demostración de los abusos y excesos.
Se los anticipé: las cosas con la alcaldesa de Tapachula no iban a cambiar. Por el contrario: como que cada vez se va hundiendo más.
Lo grave del asunto es que ya son siete cuentas públicas y no pasa nada “en la caja de cristal”.
Es la hora que no se conoce si la Auditoría Superior del Estado de Chiapas está actuando o “se hace ojo de hormiga”.
A estas alturas, desde el año pasado a la fecha, deben de saber de la pésima situación sobre el manejo de los recursos de Tapachula. Y si no le han abierto un proceso, mínimo ya debieron de haber sancionado a la alcaldesa y al cabildo.
¿O la están protegiendo, solo porque es una alcaldesa de Morena, del hoy partido en el poder?
En este asunto de falta de transparencia y sospechas de malversación, también debió de intervenir desde hace un buen tiempo la Fiscalía de Justicia y hasta incluso la Auditoría Superior de la Federación, por los recursos federales.
De hecho, abogados de Tapachula me aseguran que hay muchos elementos para iniciar un proceso legal contra Rosy Urbina, por todas las violaciones a las leyes que ha cometido.
Y entre estas faltas, puede llevarse “de corbata” a los regidores, quienes no hacen valer su derecho y responsabilidad como autoridad dentro del cabildo y ante el ayuntamiento.
Pero, es el comienzo. Porque apenas está iniciando esta administración municipal y les falta dos años y medio para que terminen.

EL COLMO

Es claro que la alcaldesa se está “llevando al baile” a los regidores. De todos los partidos, porque hasta eso, los de oposición no le cuestionan nada.
Ahí está el ejemplo de que les dice que solo tienen la facultad de aprobar el envío de la cuenta pública, cuando también pueden revisar y hasta fiscalizar.
Y se vienen otros asuntos más delicados, en donde el cabildo ya debe de fijar su postura, antes de que caiga la avalancha de problemas, reclamos y observaciones de las autoridades superiores.
Lo inmediato, es la inversión para el alumbrado público, que de la misma forma no está nada claro.
Para empezar, hasta donde me afirman, no ha pasado a su aprobación en el cabildo. Y eso mete mucho ruido sobre la falta de claridad.
Mis fuentes aseguran que sí es un préstamo, pero del cual el Ayuntamiento se comprometió a pagar en lo que resta de la administración, algo así como 180 millones.
Hasta ahí, pareciera que no hay más. Pero, los problemas vendrían después, porque pretenden hacer estos trabajos con varias empresas y esto los meterá en muchos líos.
¿Cuáles serían? ¿Locales o foráneas? ¿O serán como los que se beneficiaron con el presupuesto de seguridad municipal?
¿Quién o quiénes vigilarán que cumplan con la instalación de las nuevas luminarias? Y si no cumplen, ¿qué sanciones les aplicarán?
¿Cómo van a asignar los contratos? ¿Los harán públicos o de la misma forma los ocultarán?
¿Y qué más deberán de cumplir las empresas? ¿O solo instalarán las luminarias y no tendrán nada que ver con su conservación y mantenimiento?
¿Qué plan tienen para estos trabajos? ¿Cuentan con un censo real y preciso de cuántas lámparas existen en Tapachula? ¿Y en cuánto tiempo se realizará la rehabilitación?
Porque hablamos de casi 200 millones de pesos, que se supone que en un año se invertirá para atender una de las demandas más importantes de Tapachula. Y que no se le dé un buen manejo, sería el colmo.
La desgracia en Tapachula. En lugar de “seguir adelante”, retrocede a los peores tiempos.

MORALEJA: QUIEN SIEMBRA VIENTOS… ¡COSECHA TEMPESTADES!
AL MARGEN: ¡SALIÓ MAL!
Una encuesta de Buendía&Márquez que se dio a conocer ayer, asegura que el Presidente AMLO reprobó en seguridad.
De los entrevistados, el 57 por ciento exige resultados en esta materia de parte del Gobierno Federal. Salió mal. ¡Y eso que dicen que “vamos bien”!
POR ÚLTIMO: ¡ESTARÁN EN MÉXICO!
Tanta polémica que se dio por la llegada de los médicos cubanos, que los mismos se enfrentarán a la falta de equipos, personal, medicamentos y demás insumos.
Así, los especialistas de la isla que están acostumbrados a hacer su trabajo de una manera, se encontrarán con la realidad en nuestro país. Estarán en México. ¡Y conocerán las carencias que sufrimos!
Mi número: 9642823259
En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx

El Periodista MX

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!