La Tierra desarrollará anillos similares a los de Saturno, ¡pero estarán hechos de basura!

Se calcula que hay 27 mil piezas de escombros grandes detectables, pero también medio millón de escombros del tamaño de una canica y alrededor de otros 100 millones de un milímetro.

La contaminación no es un problema interno de la Tierra,  pues los desechos espaciales comienzan a causar preocupación entre la comunidad científica. Jake Abbott, profesor de robótica de la Universidad de Utah, aseguró que la Tierra podría generar anillos similares en apariencia a los de Saturno pero de pura basura. 

Los residuos espaciales, también conocidos como ‘debris’, son un tipo de polución antropogénica, la cual podría incrementarse cuando comience el turismo espacial; en la actualidad se produce por las misiones y lanzamientos de nuevos satélites. Se calcula que en la actualidad hay más de 27 mil piezas de escombros grandes detectables.  

Sin embargo, se cree que existen muchos más desechos demasiado pequeños para ser rastreados, pero serían lo suficientemente grandes como para amenazar los vuelos espaciales. La NASA estima que hay medio millón de escombros del tamaño de una canica y alrededor de otros 100 millones de aproximadamente un milímetro.

«Dado que tanto los escombros como las naves espaciales viajan a velocidades extremadamente altas (aproximadamente 25 mil km/h en la órbita terrestre baja), el impacto de incluso un pequeño fragmento de escombros orbitales con una nave espacial podría crear grandes problemas», de acuerdo con la agencia estadounidense.

¿Hay alguna solución a este problema?

Abbott es coautor de un estudio que se publicó el mes pasado en la revista Nature, en el cual se detalla que la solución a la basura espacial podría ser el uso de imanes, para moverla y luego recolectarla. Para los que no son magnéticos se podría utilizar  la electricidad y, al ser expuestos a la acción de los imanes, estos comenzarán a girar y activarán las llamadas corrientes de Foucault.

«Básicamente, hemos creado el primer rayo tractor del mundo», aseguró Abbott, quien concluye que construirlo y lanzarlo «es ahora sólo una cuestión de ingeniería». Pero hasta ahora ninguna agencia espacial ha externado una preocupación seria por este problema.

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!