La viruela del mono y el estigma: una peligrosa combinación que podría repetir lo que pasó con el VIH

Expertos en salud hacen un llamado a informar sobre la enfermedad y así erradicar los mitos que discriminan y contribuyen a acrecentar el problema

El pasado martes 6 de septiembre el Gobierno de México reportó 284 nuevos casos de viruela del mono detectados en la semana previa, con lo que el país registró 788 contagios sin que hasta ese momento se confirmara acerca de alguna muerte relacionada con la enfermedad; mientras que el número de estados que han reportado casos subió de 25 a 28.

En su informe técnico semanal, la Secretaría de Salud señaló que hasta el 6 de septiembre se notificaron mil 678 casos sospechosos de viruela símica, de los cuales 788 están confirmados, 294 bajo estudio y 596 se descartaron. El 98 % de los casos confirmados hasta ahora corresponde a hombres y el 44 % de los contagios se ha dado en personas entre los 30 años y los 39 años.

En este contexto, desde finales de julio pasado expertos y activistas en derechos humanos han denunciado de manera pública, mediante algunas protestas efectuadas en la Ciudad de México, la poca accesibilidad a pruebas de detección de la enfermedad, retrasos en los resultados diagnósticos y falta de vacunas.

Aunado a esto, se ha sumado el estigma y discriminación que recae entre la población contagiada, ya que la nueva zoonosis, que fue declarada en julio por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una emergencia de salud pública de importancia internacional, está teniendo mayor incidencia en el colectivo de hombres que tienen sexo con otros hombres, los cuales constituyen el 98% de los casos en el país. 

Viruela símica, los estigmas en torno a la enfermedad

En este tenor se ha pronunciado Miguel Sarmiento, ejecutivo de relaciones públicas de la plataforma JOYclub México, quien destaca que no solo la propagación de la viruela del mono es preocupante, «también lo es la cantidad de actos y comentarios de discriminación que se están haciendo hacia los contagiados. Sobre todo a los grupos de la comunidad LGBT+, esto, porque se cree que la Viruela Símica es transmitida por personas homosexuales. No obstante, la información que dan las autoridades médicas es completamente distinta», refirió en una entrevista.

Si bien, una característica del brote actual de la viruela del mono es que la mayoría de los casos se han relacionado con la actividad sexual, esta situación ha generado la duda respecto a si se debe catalogar a la enfermedad como una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual). Sin embargo, en lo que surge la respuesta a esta interrogante, se está creando un estigma e incluso discriminación alrededor de la comunidad LGBT+, pues muchas personas creen que la propagación de la viruela del mono es únicamente a causa de las relaciones homosexuales.

Es cierto que muchos de los infectados (el 98% de los casos confirmados hasta ahora en México) adquirieron la enfermedad a raíz de mantener relaciones sexualespero vale la pena recalcar que la transmisión se da por el contacto cercano no sexual, ha informado JoyClub, una comunidad con más de 4 millones de miembros dirigida a todos aquellos que quieren disfrutar de una sexualidad abierta.

Ahora, la lucha también es contra las informaciones y los comentarios “estereotipados” que relacionaban a hombres homosexuales con la propagación de la viruela del mono, tal como lo destacó el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) en mayo pasado, cuando se reportaron los primeros casos positivos fuera de África.

La educación, una herramienta para informar

Para Estefanía Cabrera, Marketing Manager en Latinoamérica para JOYclub, es importante promover la educación entre la población con el objetivo de evitar los estigmas y condenas que se dirigen hacia la comunidad LGBT+: 

«Somos una comunidad que respetamos y celebramos la diversidad; también nos enfocamos en la educación sexual para que las personas puedan disfrutar de su sexualidad. Esto es muy importante porque a partir de la educación podemos evitar los estigmas y condenas que se les hace a la comunidad LGBT+. Nosotros siempre promovemos el intercambio de información entre nuestra comunidad y se ha visto mucho en los grupos y foros de México de JOYclub (..) los estigmas y la discriminación no caben en esta comunidad», declaró en entrevista.

Cabrera destacó también que en el contexto actual de la propagación de la viruela símica sí ha habido mucho interés y curiosidad de parte de la comunidad que conforma JOYclub respecto a la enfermedad: «Hay también un poco de miedo porque al final una enfermedad sí causa angustia, pero la gente se apoya entre ellas, entre la comunidad se ha formado un vínculo de compartir información acerca de la enfermedad. Es algo que valoramos, ya que la información es poder y es fundamental para que la gente pueda disfrutar de su sexualidad.» 

¿Cómo identificar si es viruela del mono o no?

Caro Roldán, embajadora de JOYclub en México, declaró en entrevista que en el contexto sanitario que se vive actualmente en el mundo con el incremento de casos de viruela del mono, es importante conocer cómo identificar un posible contagio de la enfermedad. La sex coach, sexóloga y experta en temas de sexualidad, declaró que tras la incubación de este virus, «después de la fiebre es que se presentan las erupciones cutáneas, entonces; ¿cómo identificar desde el inicio los síntomas? es a partir de la inflamación de los ganglios, esa es una diferencia notable«, destacó.

Ya que a partir de que una persona identifica este síntoma, es muy probable que se esté contagiado por el virus, enfatizó Roldán: «También se puede transmitir de una persona a otra con el contacto, pero no solo con el contacto físico, sino también a través de artículos contaminados. La OMS mencionaba las sábanas (…) actualmente se recomienda que se diga ITS (Infección de Transmisión Sexual) porque no es una ETS (Enfermedad e Transmisión Sexual), no hay ninguna prueba al respecto, lo que sí… a través del contacto físico».

Roldán destacó además que la viruela del mono «puede transmitirse de un animal a una persona o de una persona un animal y esto es importante porque entonces el virus podría mutar«. La sexóloga recordó que una vez que se comenzó a dar a conocer que la mayoría de los casos conformados de esta enfermedad se dieron entre hombres que han tenido sexo con hombres empezó a parecer el estigma hacia los homosexuales y la comunidad LGBT+ en general.

Indicó que las personas deben saber que la preferencia sexo genérica ni la orientación sexual, los excluirá de un posible contagio o de adquirir este virus: «A falta de información y de educación se presentó en esta población, pero también se presenta en infantes, en personas ancianas y que no necesariamente están teniendo relaciones sexuales con otras personas (…) en el caso de las personas que tienen VIH se están cuestionando qué pasa con ello, justo porque su sistema puede ser más vulnerable, pero tampoco tiene que ver con alguna preferencia.»

Toda la población debe de cuidarse, el llamado

Caro Roldán también hizo énfasis en que entre la población se debe erradicar la idea de que la viruela del mono se transmite entre aquellas personas homosexuales, bisexuales u hombres que tienen sexo con otros hombres: «Toda la población debe de cuidarse. Perpetuar esta creencia o este mito genera este estigma. (Cuando ocurre esto) la persona no se cuida por no verbalizarlo, no se atiende y sigue acudiendo al trabajo, ocultando posiblemente las lesiones, o no lo habla con las personas con las que vive y esto se puede continuar propagando», puntualizó. 

Ante este panorama, para la experta en temas de sexualidad sí es importante «la educación, la visibilidad sobre el tema y erradicar estos mitos que solamente discriminan y hacen más grande el problema (…) No basta con que algo esté en internet y listo, la educación requiere información, habilidad y actitud. Lo que no se habla no existe», refirió la embajadora de JOYclub en México.

El síntoma del estigma se ha hecho presencia muy similar a lo que se vivió y siguen viviendo las personas con VIH, destacó Estefanía Cabrera: “Hemos visto recientemente a través de diversas plataformas como redes sociales, mensajes de discriminación hacia la comunidad LGBT+ por la propagación de la viruela símica. El estigma que se está creando alrededor de los homosexuales es muy parecido al discurso de discriminación de los 80 sobre VIH”.

Cabrera recalcó que las personas no deben olvidar que toda la población es vulnerable a contraer este virus: “Es importante recordar que las prácticas son las que suponen un riesgo, no las personas. Culpar a la comunidad LGBT+ de la transmisión de está enfermedad es vulnerar a personas que ya son vulnerables y que día a día luchan por alzar la voz.  Todos somos vulnerables a la viruela símica, ya sea por un saludo de mano, un beso o por compartir una cobija”, concluyó.

OMS insta a evitar el estigma y discriminación de las comunidades afectadas

Fue el pasado 26 de agosto cuando mediante un comunicado la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que desde que surgió el actual brote mundial de viruela del mono en Europa, la mayoría de los casos se han encontrado en hombres que tienen sexo con hombres y, en particular, «en aquellos que tienen parejas múltiples y, a menudo, anónimas, que se encuentran en lugares como saunas, bares de cruising y clubes de sexo, o a través de aplicaciones de citas y fiestas de sexo”.

Por lo que el organismo hizo un llamado a proporcionar “información objetiva” acerca de los puntos en los que se está propagando la viruela símica sin hacer juicios de valor: “Si bien es importante evitar cualquier estigma y discriminación de las comunidades afectadas, los grupos más afectados, actualmente hombres que tinene sexo con hombres, deben participar en las soluciones para detener su propagación y no ser excluidos”, indicó la OMS en el informe. 

Hans Henri P. Kluge, director regional de la OMS para Europa, enfatizó la responsabilidad conjunta para detener este brote, la cual es compartida entre las instituciones y autoridades de salud, los gobiernos, las comunidades afectadas y los propios individuos.

El organismo también ha hecho énfasis en que si bien “la vacunación es un componente importante de la respuesta a la viruela del simio; sin embargo, no es una panacea”, por lo que «cualquier persona que tenga contacto físico directo de cualquier tipo con alguien que tenga viruela símica corre el riesgo de contraerla, independientemente de quiénes sean, qué hagan, con quién tengan relaciones sexuales o cualquier otro factor».

Finalmente consideró inaceptable estigmatizar a las personas a causa de una enfermedad ya que «es probable que la estigmatización empeore las cosas y nos impida poner fin a este brote lo más rápido posible (…) Sabemos cómo detener esta enfermedad y cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a los demás. La estigmatización y la discriminación nunca son aceptables, y tampoco lo son en relación con este brote. Estamos todos juntos en esto,» indicó la OMS.

EL Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!