«Lo mató su indiferencia»: Fotógrafo se desmayó y nadie lo ayudó; murió congelado en una calle de Francia

Las personas que pasaron junto a él no se detuvieron; el único que lo auxilió fue un vagabundo que llamó a la ambulancia

El gremio periodístico francés se encuentra consternado -e indignado- por la muerte del fotografo franco-suizo de 84 años René Robert, quien perdió la vida el pasado 19 de enero ante la indiferencia de la gente que no lo auxilió tras perder el conocimiento en la calle Turbigo, una de las más transitadas de París.

Fue el periodista Michel Mompontent, reconocido comunicador francés y amigo de René, quien dio a conocer la noticia y cuestionó la falta de humanidad de quienes vieron al fotógrafo tirado en el piso y no pararon a ver qué ocurría. Según un relato suyo al medio BFMTV, el hombre salió de cenar el 18 de enero cerca de las 21:30 horas y de un momento a otro se desplomó.

El hombre de avanzada edad no pudo reincorporarse y quedó tendido en el suelo. Turbigo es una de las calles más transitadas de París debido a sus tiendas y restaurantes, pero nadie auxilió al fotógrafo. «¿Cómo llegamos a olvidar la base misma de lo que hace a la humanidad? Descansa en paz, querido amigo«, tuiteó el periodista.

«Lo mató su indiferencia»

No fue sino hasta aproximadamente las 06:30 horas del día siguiente que un vagabundo encontró a René Robert en el piso y buscó la forma de llamar a los servicios de emergencia, ya que notó que el hombre estaba congelado. Cuando la ambulancia llegó, lo encontraron en malas condiciones y lo trasladaron de emergencia a un hospital, donde murió de hipotermia.

«Me gustaría mucho conocer al vagabundo que, a las 6 de la mañana, fue el único ser humano que pidió ayuda», escribió en otro tuit Mompontet, quien arremetió contra los ciudadanos y los acusó de haber matado con su indiferencia a René, uno de los fotógrafos de flamenco más importantes en la Unión Europea tras captar con su cámara a figuras como Paco de Lucía o Manolo Marín.

En una editorial publicada por Michel Mompontent, el escritor dijo que René Robert fue fotógrafo de flamenco por más de 50 años y que su nombre no era tan conocido no porque no fuera talentoso, sino porque era una persona que se caracterizaba «por su legendaria modestia y perpetua discreción».

Durante su carrera, René Robert publicó tres libros: Flamenco (1993), La Râge et la Grace (2001) y Flamenco attitudes (2003). Apenas el año pasado había donado su acervo fotográfico a la Biblioteca Nacional Francesa, ubicada en Paris, detalló Mompontent.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!