Lo peor de la cuarta ola de COVID-19 en México llegará a fin de mes, según expertos

Especialistas, prevén que contagios serán cinco veces más altos, que en 2021

La cuarta ola de COVID-19 en México va a llegar a su pico entre finales de enero y principios de febrero y la cantidad de contagios que provocará será de cinco a siete veces mayor que las anteriores, estimaron especialistas en salud. Aunque esta semana se han visto nuevos máximos diarios de casos confirmados, el académico de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Andreu Comas, advirtió que nuestro país sigue en una fase de ascenso de la epidemia. Académicos de la UASLP y la UNAM han estimado que la cuarta ola, impulsada por la variante Ómicron, va a alcanzar el punto más alto de transmisión en dos a tres semanas.

 Andreu Comas refirió que las proyecciones de casos diarios del Instituto de Métricas y Evaluación para la Salud de la Universidad de Washington permiten pronosticar que el tamaño de la cuarta ola va a ser por lo menos cinco veces mayor a las olas previas. “Si en el pico más alto habíamos tenido 25 mil casos, imagina uno nuevo con 125 mil diarios o inclusive más”, explicó el doctor Comas García. 

El problema ante el incremento tan alto de contagios, es que esta velocidad puede provocar saturación en los hospitales y una cifra también alta de las defunciones. 

La OMS estimó que en los países europeos se infectará la mitad de su población por esta ola. Andreu Comas consideró que esta situación puede repetirse en México si no se refuerzan las medidas para cortar los contagios. 

Explicó que si se infectara el 50 por ciento de los mexicanos, es decir 63 millones de personas, esto podría provocar que haya entre 250 mil y 300 mil defunciones directas e indirectas del COVID-19.

 El experto llamó a la población a reducir su movilidad y si dan positivo, aislarse junto con sus contactos más cercanos. 

Añadió que las autoridades no han tomado medidas que han servido en otros países contra Ómicron, como pedir prueba negativa y vacunación a los visitantes que llegan al país, aumentar las pruebas PCR, evitar eventos masivos y hacer obligatorio el uso del cubrebocas. “Si México no hace esas políticas públicas, 50 por ciento de la población se habrá infectado hacia fin de febrero”.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!