Mafias de China y Guatemala son las culpables de tala ilegal de bosques en el sur de México

Se vende en 60 mil pesos el m3 en el mercado negro. 60% de la deforestación, por esta causa

Mafias de China y Guatemala están detrás de la tala ilegal de bosques y reservas naturales en el sur del país.

Información que dependencias federales envían al Senado de la República precisan que, por ejemplo, la reserva de Calakmul, en Campeche, está siendo asediada por mafias guatemaltecas y chinas que se apoderan de la madera conocida como ciricote, la cual es vendida en el mercado asiático hasta en 60 mil pesos el metro cúbico.

Otra de la madera que se extrae de manera ilegal es el granadillo, que se vende también hasta en 60 mil pesos el metro cúbico en el mercado negro de China.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la reserva de la Biósfera de Calakmul pierde cada 10 años un promedio de dos mil 132 hectáreas, principalmente por el ataque de esas agrupaciones que se dedican a la tala ilegal, cuya operación representa 60 por ciento de la deforestación; esto equivale a mil 279 hectáreas, aproximadamente; y en menor medida, incendios, así como la realización de obras carreteras.

Aunado a este problema, dependencias reconocen que el Gobierno de México enfrenta una gran desventaja ante las mafias, ya que las zonas de bosque de las reservas son enormes, algo que aprovechan los taladores ilegales para burlar a la autoridad y seguir con el negocio ilegal de la madera. Tan sólo la reserva de Calakmul tiene 730 mil hectáreas de bosque, y esa extensión hace que sea casi imposible de vigilar por las autoridades.

Entre 2017 y 2019 se realizaron siete mil 812 inspecciones a predios y aserraderos; sin embargo, únicamente se puso a disposición del Ministerio Público federal a 91 personas por delitos ambientales relacionados con la tala clandestina.

La Dirección de la Reserva de la Biósfera de Calakmul ha denunciado en diversas ocasiones que la región presenta dos problemas fundamentales: el riesgo por la deforestación ilícita de la zona y los incendios que se han presentado de manera constante, ya sea provocados por el hombre o como consecuencia del cambio climático.

Ante el riesgo por la tala ilegal, la Cámara alta solicitó al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, así como al gobierno del Estado de Campeche, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y a la Comisión Nacional Forestal que realicen un programa estratégico para detener la deforestación de la mayor reserva del Bosque Tropical-Calakmul.  

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!