Mañana MORIRÁ por EUTANASIA la primera colombiana SIN enfermedad terminal

Colombia es el único país en América Latina donde la eutanasia es legal.

Martha Sepúlveda tiene tres años luchando contra la esclerosis lateral amiotrófica. Lo que comenzó como dificultad para sostener una pluma evolucionó a un martirio corporal a gran escala: perdió el control de los músculos de las piernas y de ahí en adelante su enfermedad la desgastaría poco a poco. 

Las opciones de agotaban a la par de que el cuerpo se atrofiaba. De acuerdo con el Washington Post, la mujer estaba preocupada por lo que sucedería con ella cuando su cuerpo dejara de responderle. Fue entonces cuando comenzó a leer sobre la eutanasia, una opción que podría evitarle sufrimiento. 

Sin embargo, había una complicación: en Colombia, el único país de América Latina que permite legalmente la eutanasia, solo existía esta opción para aquellas personas con diagnostico de enfermedad terminal en de seis meses o menos. El camino estaba cerrado. 

Twitter

Al cargar el tuit, acepta la política de privacidad de Twitter.
Más información

Cargar tuit

La eutanasia en Colombia es polémica, especialmente porque la población es muy religiosa y la Iglesia considera que terminar con la vida es una «ofensa». A pesar de ellos, en julio de 2021, la Corte Constitucional colombiana amplió los requisitos para acceder a la eutanasia. Ahora, aquellas personas con «un intenso sufrimiento físico o psíquico, proveniente de lesión corporal o enfermedad grave e incurable» no incurrirían en el delito de «homicidio por piedad» si decidían terminar con su vida. 

En cuanto la puerta se abrió, Martha Sepúlveda tramitó su solicitud y se convirtió en el primer caso de eutanasia autorizado legalmente en Colombia. «Su vida era literalmente un infierno», comentó su hijo Federico Redondo Sepulveda a BBC Mundo, pero aseguró que su mamá está más tranquila y más feliz desde que que le dijeron que podía morir. 

Por su parte, Marha dijo a Caracol TV que tiene suerte de poder utilizar esta herramienta. «Me río más, duermo más tranquila», comentó. Además recalcó que aunque es una mujer católica, sabe que «Dios no la quiere ver sufrir» y le permitirá terminar con su sufrimiento este domingo 10 de octubre. 

El Heraldo de México

Más artículos
super bowl
El saco de The Weeknd en el Super Bowl es una obra de alta costura
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!