OSIRIS-REx

Material que trae la sonda OSIRIS-REx podría ayudar a resolver el misterio del origen del universo

La sonda OSIRIS- REx emprendió el camino de vuelta a la Tierra desde el asteroide Bennu; tardará en llegar a nuestro planeta 2.5 años.

La sonda espacial OSIRIS-REx, de la NASA, que se ha encargado de estudiar al espacio profundo, interpretación espectral, identificación de recursos, seguridad y exploradora de regolitos, emprendió el camino de vuelta a la Tierra desde el asteroide Bennu. Tardará en llegar 2.5 años y contiene muestras de diversos materiales que podrían ayudar a comprender los orígenes del universo. 

OSIRIS-REx fue la primera misión de la NASA en visitar un asteroide cercano a la Tierra, estudiar la superficie y recolectar una muestra para entregarla a nuestro planeta. La sonda aún tiene una gran distancia que cubrir antes de aterrizar en el desierto de Utah el 24 de septiembre de 2023.

Lleva más de 60 gramos de polvo y fragmentos del asteroide, la muestra más grande recolectada por la NASA desde las rocas lunares traídas por las misiones Apolo. La agencia espacial estadounidense realizó esta operación, considerada de alto riesgo, en octubre de 2020. 

¿Por qué es tan importante la misión de la sonda OSIRIS-REx?

La sonda estuvo en contacto con el asteroide Bennu, una roca del tamaño del Empire State Building de Estados Unidos, situada a 320 millones de kilómetros entre la órbita de la Tierra y Marte; la NASA espera que los materiales obtenidos den pistas sobre cómo se formó nuestro sistema solar.

La NASA rastreará la nave espacial utilizando la Red de Espacio Profundo de la agencia y hará las correcciones de rumbo requeridas en su camino a la Tierra. «Necesitamos hacer correcciones regulares para acercar la trayectoria cada vez más a la atmósfera de la Tierra para la liberación de la muestra, y para tener en cuenta los pequeños errores que podrían haberse acumulado desde la última grabación», declaró Peter Antreasian, líder de navegación OSIRIS-REx en KinetX Aerospace en Simi Valley, California.

La fecha de regreso comenzó el 10 de mayo, porque coincidía con la alineación más cercana del asteroide Bennu a la Tierra mientras viaja a través de nuestro sistema solar.

Lleva años vagando en el exterior

La misión OSIRIS-REx se lanzó en 2016 con el objetivo de aferrarse a Bennu para recolectar muestras que podrían ayudar a la comunidad científica a descubrir más sobre los primeros días de nuestro sistema solar. Realizó su histórica toma de muestras de rocas en octubre de 2020, esquivando rocas del tamaño de edificios para recolectar piezas de la superficie durante varios segundos antes de retroceder de manera segura.

El Heraldo de México

Más artículos
Sirenas y tritones siguen aportando medallas a Chiapas
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!