Morena rechaza propuestas sobre el fortalecimiento de la regulación del mercado eléctrico

Necesario un análisis más detallado sobre la resolución de la SCJN, en virtud de que el órgano del Poder Judicial resolvió por temas y no por artículos impugnados

Las propuestas del grupo Va por México que fortalecen la regulación del mercado eléctrico no fueron incluidas en la “propuesta de aceptación” del partido de Morena, de acuerdo con Mario Di Constanzo, especialista en economía.

De hecho, subrayó que el partido en el poder busca acabar con el mercado eléctrico, además de que el dictamen que se presenta, y que se tiene contemplado discutir este domingo, es exactamente la propuesta original enviada por el Ejecutivo.

Detalló que entre las principales diferencias que existen entra una y otra propuesta están, que Morena acepta la transformación del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), en la Comisión Nacional de Redes Eléctricas, lo que tiene implicaciones directas sobre el modelo de industria que cada una de las propuestas plantea.

Y es que, precisó, mientras que la de Va por México mantiene el mercado fortaleciendo la rectoría del Estado, la de Morena lo desaparece promoviendo el monopolio del Estado.

Asimismo, en la propuesta del partido morenista no acepta que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) subsista y se fortalezca como lo propone la Va por México, lo que deja a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como el Planeador, Regulador (Arbitro) y jugador en el sistema.

Es decir, refirió, como un monopolio inclusive con más poder que en la iniciativa original del presidente, ya que además la CFE se convertiría en el único comprador de energía a los generadores, lo que sería un monopolio también.

Morena tampoco acepta la creación de la Empresa de Suministro del Ciudadano, lo cual resta poder a la materialización del acceso al “Nuevo Derecho Humano” de la energía eléctrica.

De ahí, que para Mario Di Costanzo, no queda clara la manera de cómo se logrará que los grupos vulnerables tengan acceso a la luz barata y en su caso a la gratuidad de esta, es decir, que implícitamente mantendría en su caso el esquema tradicional y poco claro de los subsidios.

Si bien, reconoció que Morena acepta parcialmente la autonomía de la CFE, lo que en el contexto de la oferta y del nuevo dictamen” provocaría que la Comisión adquiriera más poder que, incluso, con la propuesta original del Jefe del Ejecutivo.

La nueva propuesta del partido morenista mantiene la desaparición del Concepto de Empresa Productiva del Estado, lo que además tiene implicaciones presupuestarias para Pemex.

Así como sobre la consolidación de la deuda de ambas empresas (CFE y Pemex), ya que ambos pasivos se convertirían en deuda directa del Gobierno Federal afectando la nota soberana del país.

“En suma, la propuesta de Va por México respeta y fortalece la libre concurrencia ya establecida en la Constitución, tanto por los mercados de generación como de comercialización de energía eléctrica”, manifestó.

Di Costanzo subrayó que no se puede limitar en términos porcentuales a los participantes del mercado de generación, ni eliminar el mercado de comercialización, sino que, al contrario, se debe ampliar los alcances del mercado eléctrico y sus beneficios a consumidores más pequeños.

La reforma de Va por México busca fortalecer al Estado Mexicano en sus funciones de rector del Sistema Eléctrico Nacional, pero al mismo tiempo evitar los subsidios cruzados que indebidamente mantienen en operación centrales eléctricas de cualquier origen que genere pérdidas al Estado y sus empresas, agregó.

Además, dijo, los ingresos que tuviera la Comisión de Redes Eléctricas propuestas por Va por México, serían utilizados para la creación de nuevas líneas de acuerdo con las necesidades nacionales de industria y consumidores.

Mientras que, en la nueva oferta propuesta por Morena, el operador del mercado no puede ser parte de una empresa participante del mismo.

Desde ese punto de vista, señaló, es incompatible con la propuesta del Ejecutivo, que beneficia a una sola empresa, le da preferencia y él asegura una porción del mercado, independientemente de sus costos, lo cual actúa en detrimento de los intereses del consumidor.

“La existencia, imparcialidad, profesionalismo y autonomía, de los Órganos Regulatorios no puede, ni debe ponerse en duda, así como el fortalecimiento de la rectoría del Estado, sobre un mercado que debe y tiene que existir”, destacó el especialista y quien también fuera diputado.

Finalmente, es importante mencionar que si bien la Resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la acción de inconstitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), dejó abierta la posibilidad para que los amparos ante dicho ordenamiento continúen.

De ahí, consideró, resulta necesario un análisis más detallado sobre su resolución, en virtud de que el órgano del Poder Judicial resolvió por temas y no por artículos impugnados.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!