Mueren en disturbios más de 40 personas por violencia en Kazajistán

Autoridades detuvieron a más de cuatro mil 400 manifestantes en Almaty, incluido el exjefe de los servicios de inteligencia, quien fue despedido el miércoles

Al menos 40 personas han muerto y más de 4,400 han sido detenidas desde el comienzo de las protestas contra las autoridades de Kazajistán, el domingo pasado, según un balance del Ministerio del Interior publicado ayer.

Entre los detenidos de ayer está Karim Massimov, exjefe de los servicios de inteligencia, a quien acusan de traición, informó el Comité de Seguridad Nacional, que dirigió hasta que fue despedido por el presidente Kassym-Jomart Tokayev el miércoles.

De acuerdo con las estimaciones, recogidas por el diario Vlast, arrestaron también a once instigadores de los disturbios en el país.

Entre los fallecidos se encontrarían miembros de las fuerzas de seguridad, así como un niño de 11 años tras sucumbir a la herida de bala en la cabeza que recibió el miércoles, de origen no confirmado.

Los disturbios en Kazajistán surgieron a partir de una protesta en contra del alza al precio del gas.

La oficina de Tokayev dijo que en una llamada telefónica comunicó al presidente ruso, Vladimir Putin, que la situación se estaba estabilizando.

Al mismo tiempo, persisten los focos de ataques terroristas. Por lo tanto, la lucha contra el terrorismo continuará con plena determinación”, sostuvo.

El Kremlin detalló que Putin respalda la idea de Tokayev de convocar una cumbre virtual de los líderes de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), que reúne a Rusia y otras cuatro exrepúblicas soviéticas que enviaron tropas a Kazajistán para ayudar a restablecer el orden.

CONDENAN ORDEN DE DISPARAR

El presidente Tokayev ordenó a sus tropas disparar a matar para poner fin a lo que calificó de ataques de bandidos y terroristas.

El viernes dijo que el Estado había “dormido” los preparativos de instigadores para lanzar ataques en Almaty, la mayor ciudad del país, considerada la capital financiera.

La ONG Human Rights Watch (HRW) exigió a las autoridades kazajas anular “de inmediato” cualquier orden de “disparar a matar” e instó a cumplir los estándares internacionales sobre el uso de la fuerza.

Kazajistán se encuentra en medio de su crisis más violenta desde la independencia y el mundo está muy atento para ver si el gobierno demuestra que respeta los derechos humanos”, dijo la directora asociada de Crisis y Conflictos de HRW, Letta Tayler.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!