«Nada ni nadie frustrará mi sueño»: Niño pastelero vuelve a Twitter tras ser acosado y ofendido en redes

Joaquín sufrió severas quemaduras a los siete años y ahora vende sus pasteles para juntar dinero y operarse

Joaquín Nahuel tiene 10 años y sueña con ser un gran maestro pastelero en Argentina. Desde que tenía seis comenzó a experimentar con el horno gracias a la influencia de su abuelito. Lo que comenzó con sencillos panes, ahora se ha convertido en elaborados pasteles con coloridos y originales decorados que vende y rifa gracias a su popularidad en redes sociales.

De inicio, los pasteles de Joaquín solo eran para su familia, pero después abrió sus redes sociales y comenzó a compartir sus rutinas de preparación y fotos de los productos. Cuando la gente supo que las ventas eran para recaudar dinero para una urgente cirugía que le podía salvar la vida, su historia se hizo viral y llegó a muchos rincones del mundo.

El pequeño tuvo un accidente a los siete años, cuando se quemó el 25 por ciento de su cuerpo durante una reunión familiar. Estuvo internado en un hospital de Buenos Aires casi un mes y cuando salió, su piel tenía severas quemaduras no sólo superficiales, sino internas, ya que poco a poco su movilidad empezó a verse comprometida.

Atacaron al niño en redes sociales

Joaquín aprovechó su talento para vender y rifar sus pasteles con el objetivo de recaudar dinero para su operación. Y lo logró, requería al menos dos mil dólares y gracias al apoyo de su familia, seguidores y clientes, podrá ser intervenido y dar el siguiente paso que lo acerque a su sueño de ser pastelero profesional. El niño dijo que hacia finales de diciembre le tomarán las medidas para los expansores que requiere en el rostro y que después sólo le restará esperar la fecha de la cirugía.

Pero quien suele navegar en redes sociales seguramente sabe que así como puede reinar la solidaridad, de vez en cuando son uno de los lugares más hostiles y, desafortunadamente, a Joaquín Nahuel le tocó conocer esta oscura parte del ciberespacio.

Recientemente su mamá, Raquel Escobar, tuvo que cerrar temporalmente el Twitter de su hijo debido a que recibió muchos comentarios negativos sobre sus pasteles, pero peor aún, sobre su físico debido a las quemaduras que tiene.

“Le dijeron pastelero discapacitado, que su brazo no era lo único deformado…Le dijeron que sus tortas se quemaron como él… Yo entiendo que Twitter sea así pero es un nene y esto le está haciendo daño”, denunció Raquel en un par de publicaciones.

“Perdono a los que me criticaron”

Sin embargo, Joaquín dio una muestra de inteligencia emocional que muchos querrían tener y regresó con la frente en alto a Twitter y con un video advirtió que no va a permitir que nada ni nadie frustre su sueño.

“Voy a darle para adelante y voy a darle un consejo a los que están pasando por lo mismo que yo: sigan para adelante y luchen por lo que quieren…Si yo soy fuerte, ustedes también lo son… Una discapacidad no nos hace ni menos ni más”, dijo el pequeño, quien en un par de meses cumplirá 11 años.

En otra grabación, el joven pastelero dijo que perdonaba a todas las personas que lo habían ofendido en redes sociales. “Perdono a los que me criticaron y los invito a que me vengan a conocer”, sentenció Joaquín.

Twitter

Al cargar el tuit, acepta la política de privacidad de Twitter.
Más información

Cargar tuit

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!