Niño de 8 años que tuvo Covid-19 quedó en coma tras presentar un raro efecto de la enfermedad

Te explicamos en qué consiste el extraño síndrome que le detectaron al niño tras enfermar de Covid-19

Un niño escocés de ocho años tuvo que ser inducido a estado de coma luego de registrar un efecto poco común de Covid-19. Algunos medios locales reportaron que el pequeño Cameron Brown fue internado tres semanas después de recuperarse de la infección debido a que notó algo raro en su cuerpo.

El Daily Record precisó que el pequeño tenía Covid-19 pero asintomático hacía más de 20 días, sin embargo, se preocupó cuando descubrió que tenía un bulto en el cuello y algunos ronchas en el cuerpo; a los pocos días, le dijo a sus papás que no podía ver bien, por lo que de inmediato lo llevaron al Aberdeen Royal Infirmary.

El pasado 2 de noviembre, los médicos de urgencias detectaron que el pequeño tenía Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (MIS-C, por su sigla en inglés), una serie de síntomas poco frecuentes que aparecen después de que las personas han superado la infección por Covid-19; si no es detectado y atendido a tiempo, puede poner la vida en riesgo.

De acuerdo con Mayo Clinic, el MIS-C se caracteriza por la inflamación de órganos y tejidos como el corazón, pulmones, vasos sanguíneos, riñones, el aparato digestivo, cerebro, piel u ojos. En el caso de Cameron, el pequeño tenía erupciones en el cuerpo y poco a poco su corazón comenzó a fallar y su presión había bajado, relató Lorraine, mamá del niño, al Record.

La mujer no había oído hablar de ese síndrome antes, «pero dijeron que después de tener Covid-19, los anticuerpos pueden estar peleando e hinchándose», contó. En consecuencia, su hijo tenía problemas en el corazón, la piel y además, tenía fiebre de casi 40 grados.

Cameron sobrevivió 

Debido a esta sintomatología, los médicos decidieron ponerlo en estado de coma y trasladarlo a otro hospital: El niño fue llevado vía aérea al Hospital de la Universidad Queen Elizabeth en Glasgow, Escocia, donde estuvo en la unidad de cuidados intensivos durante tres días, entonces despertó y ya se mostraba mejorado.

Ahí, los médicos le suministraron un tratamiento de esteroides para controlar a su sistema inmunológico el cual, tres semanas después de haber superado la enfermedad, creyó que todavía estaba combatiendo al coronavirus en el cuerpo del niño y por ello la aparición de los raros efectos en el pequeño.

Sin embargo, Cameron Brown fue dado de alta una semana después y volvió a casa con su familia, contó al Record su papá, James. ahí ya lo esperaban su mamá Lorraine y sus hermanos Archie y Ben, 12 y 13 años. Durante la recuperación, el niño ha tenido un poco de confusión mental y pequeños calambres en las piernas, pero se recupera rápidamente, dijo su padre.

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!