Nuevo confinamiento en Wuhan: Bloquean un distrito por contagios de COVID

En el distrito de Jiangxia, todo el transporte público se detuvo y los lugares de entretenimiento han sido cerrados.

China cerró un distrito en las afueras de Wuhan, siendo esta la primera vez que la ciudad que tuvo el primer confinamiento por los contagios de COVID-19 en el mundo impone tal medida desde 2020, lo que subraya cuán lejos está el país de la normalidad posterior a la pandemia.

Más de dos años después de que la ciudad fuera sellada para contener lo que entonces era una neumonía misteriosa, se les ha dicho a casi 1 millón de residentes del distrito de Jiangxia, en Wuhan, que permanezcan en sus hogares y no salgan a menos que sea necesario. Todo el transporte público se detuvo y los lugares de entretenimiento cerraron durante tres días después de que se encontraron cuatro casos asintomáticos en el distrito el martes.

Si bien hasta ahora las restricciones se limitan a un solo distrito, es probable que la medida despierte preocupaciones sobre la ampliación del confinamiento. La vida en la ciudad que tiene 11 millones de habitantes, marcada por la pandemia, había vuelto en gran medida a la normalidad desde su cierre inicial en 2020, lo que sentó un precedente sobre cómo las autoridades chinas manejarían los brotes en otras partes del país, con un pequeño brote en abril y un puñado de casos en el último mes.

China se apega a su estrategia Cero COVID de bloqueos, restricciones de movimiento y pruebas masivas a pesar de ser desafiada como nunca antes, con variantes más contagiosas que eluden las restricciones más estrictas. El país reportó 604 casos locales el martes, frente a los 868 del día anterior.

La atención también está en el centro de fabricación del sur de Shenzhen, que informó cuatro nuevos casos para llevar el recuento desde el 19 de julio a más de 150. El estallido provocó una orden para que algunas de las empresas más grandes de China operen dentro de un sistema de “bucle cerrado” durante siete días, lo que genera preocupaciones sobre las interrupciones de la cadena de suministro global.

El gobierno de la ciudad solicitó a sus 100 empresas más grandes, incluido el fabricante de iPhone Foxconn y el productor de petróleo Cnooc Ltd., que restringieran las operaciones solo a los empleados que viven dentro de un circuito cerrado o burbuja, con poco o ningún contacto con las personas más allá de sus plantas u oficinas. Las autoridades también pidieron a las empresas que reduzcan la interacción innecesaria entre el personal que no es de fabricación y los pisos de la fábrica para reducir la infección.

Las autoridades en Shenzhen dijeron el martes que el brote está bajo control, y que la mayoría de los casos se detectaron temprano y se aislaron rápidamente, aunque todavía esperan encontrar nuevas infecciones. El brote está relacionado con casos transfronterizos, explicó Lin Hancheng, funcionario de la comisión de salud, sin dar más detalles.

La policía de Shenzhen señaló la semana pasada que arrestó a 82 personas, 19 de las cuales eran conductores que entregaban suministros entre Shenzhen y Hong Kong, por contrabando de mercancías e incumplimiento de las leyes de prevención de epidemias en los últimos meses. Las autoridades dijeron que harán cumplir estrictamente el sistema de circuito cerrado para los conductores, que se supone que no deben tener contacto con la comunidad externa mientras trabajan.

Por otra parte, Shanghái reportó 16 casos locales, incluido uno que se encontró fuera de la cuarentena. El centro financiero está realizando dos rondas de pruebas masivas obligatorias en nueve de sus 16 distritos esta semana para reducir los riesgos de brotes.

Para contener la situación del virus en el distrito de Baoshan de la ciudad, que encontró casos entre los trabajadores de logística, las asociaciones locales de transporte han propuesto operar los almacenes bajo un sistema de circuito cerrado. Las operaciones en 17 almacenes de acero se detuvieron durante tres días desde el martes y el transporte de chatarra de acero también se vio interrumpido, según una encuesta del investigador Mysteel.

Baoshan Iron & Steel, la unidad que cotiza en bolsa de la siderúrgica más grande del mundo, no respondió de inmediato a una consulta de Bloomberg News sobre sus operaciones de almacenamiento.

La mayoría de los casos de China se centran en los puntos críticos de la región de Guangxi en el sur, que registró 269 casos el martes, y la provincia noroccidental de Gansu, que tuvo 234 nuevas infecciones.

El Financiero

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!