Nuevo enfrentamiento armado deja varios heridos entre Santa Martha Chenalho y Aldama.

Habitantes del municipio de Albama y Chenalhó intercambiaron detonaciones de arma de fuego dejando a tres personas lesionadas por proyectil; entre ellos un policía, por una confrontación de límites territoriales que mantienen desde hace más de 45 años, y que en los días recientes se han intensificado los disparos de armas de fuego, confirmaron fuentes oficiales.

El exalcalde de Aldama, Adolfo López Gómez, informó que, en el caso de ese municipio, resultó lesionado Tomas Lunes Ruiz, de 71 años de edad, originario de la comunidad de Chivit.

Explicó que “don Tomás es uno de los desplazados que vive en una casa rentada y cada mañana regresa a su vivienda para darle de comer sus pollitos; antes de las 06:00 a.m. horas de este domingo regresó y les dio de comer y cuando caminaba de regreso por la vereda hacia el campamento de desplazados fue agredido con disparos de armas de fuego”.

Para las 6:58 a.m. se intensifican los disparos de altos calibres percutidos por los grupos armados desde en los diferentes puntos de ataques de Vale’tik, Ontik, Chuch te’1, 2 y K’ante’ Santa Martha Chenalho en dirección hacia las comunidades de Yeton, Ch’ivit, Cabecera y Stzelejpotobtik Aldama.

De acuerdo con un comunicado en conjunto de las organizaciones internacionales Derechos de los Pueblos Indígenas Internacional The Indigenous Peoples Rights International, IPRI y Front Line Defenders, se han recibido denuncias de diversos ataques durante el 5 de enero del 2022, día en el que los habitantes de Aldama escucharon detonaciones de explosivos en las cercanías y hasta el día de hoy.

Este tipo de ataques, han ocasionado desplazamientos forzados de comunidades tzotziles y tzeltales establecidas en varios de los municipios que componen al estado.

Las agresiones, de acuerdo a los testimonios recogidos por la IPRI, son llevados a cabo por grupos paramilitares integrados por hijos de miembros pertenecientes a estos que “reproducen prácticas de intimidación con el objetivo de controlar el territorio e inhibir la organización comunitaria y el ejercicio de los derechos colectivos de los pueblos indígenas”, de acuerdo con el comunicado.

Estos grupos fueron formados en la década de los noventa y fueron entrenados por el Ejército Federal para combatir las fuerzas zapatistas. Hay que recordar que en 1994 el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró la guerra al gobierno para hacer patentes sus exigencias y durante el sexenio de Ernesto Zedillo, se formaron los grupos paramilitares para combatir a los zapatistas. Desde entonces los grupos armados han acosado y violentado a las comunidades indígenas de la región.

Vespertino / Joss Penagos

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!