Política de «tolerancia cero» sobre el Covid en puertos de China afecta cadena de suministro mundial

Los puertos chinos están colapsando debido a las estrictas medidas sanitarias impuestas por el gobierno

Este martes varios puertos en China presentaron una congestión debido a que los buques que debían hacer escala en Ningbo se desvían, además, el proceso de carga se ve afectado por las medidas de desinfección implementado bajo la “tolerancia cero” al Covid-19.

El 17 de agosto, 50 buques hicieron cola en el puerto de Ningbo, el cual es el segundo más grande de China. Estas embarcaciones se suman a las 28 que ya estaban en el sitio desde el 10 de agosto, cuando se informó de un caso de Covid-19 en una de sus terminales.

Las compañías internacionales han advertido a sus clientes del retraso y ajuste de rutas, pues al menos 14 buques operados por CMA CGM, cinco de Maersk y cuatro de Hapag-Lloyd han decidido evitar Ningbo, en tanto otra docena de barcos están ajustando sus horarios. 

«Tolerancia cero» afecta a la cadena global

La economía china se esta viendo gravemente afectada debido a las nuevas restricciones por el rebrote de Covid-19 en la nación asiática.

La afectación en la cadena de suministro global, se suma a las colas en los principales centros de transporte chinos, ya estresadas por un resurgimiento del gasto del consumidor, la escasez de buques portacontenedores y los atascos en los puertos.

El Ministerio de Transporte de China ordenó a todos los puertos que tengan equipos especiales para atender embarcaciones extranjeras, además los tripulantes tienen que tener certificados de salud o pruebas negativas de Covid-19 antes de realizar labores de carga y descarga.

En tanto, los puertos toman precauciones adicionales con embarcaciones que hicieron escala en puertos en regiones de alto riesgo, como India, Laos o Rusia, en los últimos 21 días.

Dawn Tiura, directora ejecutiva de Sourcing Industry Group, una asociación con sede en Estados Unidos para la industria de abastecimiento y adquisiciones, dijo que la política de tolerancia cero es buena para controlar la pandemia, pero es mala para la cadena de suministro. 

“Este momento es muy difícil considerando el aumento en las compras por la vuelta al colegio y el regreso al trabajo, además de la próxima temporada de compras navideñas”, agregó.

El Heraldo de México

Más artículos
En Chenalhó, devolverán armas a la Guardia Nacional el día de mañana
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!