niños
Asylum seeking migrant children from Central America take refuge from the rain in the back of a U.S. Border Patrol vehicle as they await to be transported after crossing the Rio Grande river into the United States from Mexico on a raft in Penitas, Texas, U.S., March 14, 2021. Pictured in the front row are Yoandri, 4, Michael, 5 and Yojanlee, 2, all from Honduras. REUTERS/Adrees Latif

¿Por qué hay más niños que buscan cruzar a EU?

El número de migrantes que está llegando a la frontera entre México y Estados Unidos este año está en camino a ser el más alto en 20 años, dijo esta semana un funcionario de alto rango del Gobierno del presidente Joe Biden, una cifra que incluye un fuerte incremento de niños que no viajan acompañados.

El Gobierno de Biden ha tenido dificultades para acoger al creciente número de menores que llegan a la zona sin un padre o apoderado, que ha dejado a niños encerrados por días en instalaciones fronterizas para migrantes.

Los republicanos han culpado a Biden por relajar las políticas de inmigración en Estados Unidos, en tanto que los demócratas están preocupados por las condiciones en los complejos fronterizos y quieren saber por qué tantos niños quedan retenidos por largo tiempo.

Biden, un demócrata que asumió el poder el 20 de enero, ha prometido revertir muchas de las políticas estrictas sobre inmigración aprobadas por su antecesor, Donald Trump. Pero menos de dos meses después desde el inicio de su presidencia, Biden lidia con una crisis política y una potencial emergencia humanitaria.

¿QUIENES SON LOS MENORES QUE LLEGAN A LA FRONTERA SIN ACOMPAÑANTES ADULTOS?

Aproximadamente dos tercios de los niños no acompañados detenidos en la frontera desde el 1 de octubre de 2020 vienen desde Guatemala, El Salvador y Honduras, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés). El resto, en su mayoría, corresponde a menores de mexicanos.

Hasta el martes, alrededor de 9.200 niños no acompañados estaban bajo la custodia de una oficina de refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, que gestiona el sistema de acogida a menores del Gobierno, la cifra más alta desde 2019.

YouTube

Al cargar el vídeo, acepta la política de privacidad de YouTube.
Más información

Cargar vídeo

La mayoría de los niños bajo custodia son adolescentes, pero cientos tienen menos de 12 años. La mayoría de los niños no acompañados detenidos desde el 1 de octubre de 2020 cruzaron a través del Valle del Río Grande, en Texas, según la CBP.

¿POR QUÉ TANTOS NIÑOS LLEGAN A LA FRONTERA?

Muchos niños no acompañados llegan a Estados Unidos para reunirse con miembros de su familia o escapar de la violencia y la pobreza en sus países de origen, según expertos en inmigración.

Centroamérica ha sido golpeada recientemente por huracanes y economías en depresión a raíz de la pandemia de COVID-19, que ha provocado más migración.

Los republicanos argumentan que Biden ha alentado la inmigración ilegal al revertir las políticas de Trump. Pero los arrestos en las áreas limítrofes han ido aumentando gradualmente tras la fuerte disminución en abril de 2020, cuando los países cerraron las fronteras debido a la pandemia.

Biden dijo al canal ABC en una entrevista el martes que no tenía sentido afirmar que más personas están llegando a la frontera porque él es «un buen tipo» y enfatizó en que la ola migratoria se acentúa porque la situación de esas personas «es muy mala».

Sin embargo, funcionarios del Gobierno de Biden y grupos defensores de migrantes reconocen que el aumento actual se debe, al menos en parte, a un cambio de las políticas reciente que ahora permite la entrada de niños no acompañados al país.

El Gobierno estadounidense continúa expulsando a adultos y familias que cruzan ilegalmente, con algunas excepciones.

Hubo umbrales de migración similares en 2019 y 2014, durante los gobiernos de Trump y de Barack Obama, respectivamente.

¿REALMENTE LOS NIÑOS VIAJAN SOLOS?

Algunos niños hacen el viaje potencialmente peligroso a la frontera solos o con un traficante, según expertos en inmigración. Pero en otros casos, viajan con hermanos mayores, abuelos u otros parientes, y la CBP puede separarlos después de ser detenidos en la frontera.

Actualmente, a los defensores de los inmigrantes les preocupa que los padres viajen a la frontera con sus hijos y los envíen solos a Estados Unidos para que se les permita entrar.

Today @SecMayorkas directed @FEMA to support a government-wide effort to safely receive, shelter, and transfer unaccompanied children who make the dangerous journey to the southwest border: https://t.co/MPxgNXR4i8

— Homeland Security (@DHSgov) March 13, 2021

Si los padres y los niños ingresaron como familia, podrían ser expulsados ​​bajo el Título 42, una orden de salud del Gobierno de Trump para limitar la propagación del COVID-19.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO UN MENOR LLEGA A LA FRONTERA?

Se supone que los niños deben ser transferidos fuera de la custodia de la CBP a refugios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos en un plazo de 72 horas.

Pero cuando el espacio en los refugios es limitado, los niños pueden quedarse estancados en los centros de detención fronterizos durante períodos más prolongados, como está sucediendo ahora.

Las estaciones fronterizas fueron construidas para albergar a hombres adultos por períodos cortos y podrían representar un riesgo de salud para los menores y el personal si están superpoblados, debido al COVID-19.

Te puede interesar: Van a NL más niños migrantes que buscan ‘sueño americano’

Una vez en los refugios, los niños pueden ser entregados a sus padres u otros apoderados, o colocados en hogares de acogida. Luego pueden realizar solicitudes de asilo, buscar otras formas de permanecer en Estados Unidos o incluso ser deportados, aunque es poco probable que ello suceda en el corto plazo.

Estados Unidos retiró de sus sistemas solo el 4 por ciento de los aproximadamente 290 mil niños no acompañados que ingresaron al país en los periodos fiscales de 2014 al 2019, según datos del Departamento de Seguridad Nacional.

¿CUÁLES SON LAS CONDICIONES EN LOS CENTROS DE DETENCIÓN FRONTERIZOS?

Las instalaciones de la CBP no están abiertas al público. Pero abogados que representan a niños en una demanda colectiva de hace décadas visitaron un complejo en Donna, Texas, el 11 de marzo.

Encontraron la instalación atestada con unos mil 800 niños, algunos de tan solo un año, dijo Leecia Welch, una de las abogadas, con condiciones que sugerían que el centro estaba «muy por encima de su capacidad».

Varios niños dijeron que tuvieron que dormir en el suelo o en bancos de metal, afirmó. A los menores solo se les permitía salir unos minutos cada pocos días.

«Querían aire fresco y ver el cielo», dijo Welch.

YouTube

Al cargar el vídeo, acepta la política de privacidad de YouTube.
Más información

Cargar vídeo

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO EU PARA ABORDAR EL INCREMENTO DE NIÑOS MIGRANTES?

El Gobierno de Biden está creando centros de procesamiento coordinados para transferir a los niños de inmediato a la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos tras ser hallados dentro de la frontera, dijo el martes el secretario de la cartera, Alejandro Mayorkas.

El Gobierno ha abierto varios refugios de emergencia para niños en Texas y planea usar el centro de convenciones de Dallas para albergar hasta 3 mil adolescentes varones migrantes.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), que generalmente responde a inundaciones, tormentas y otros desastres importantes, se desplegó el sábado para ayudar a albergar y transportar a los niños al menos hasta principios de junio.

A largo plazo, Biden está tratando de establecer programas que permitan a los centroamericanos solicitar el estatus de refugiados en Estados Unidos desde sus países de origen y mejorar las condiciones en esas naciones.

Como parte de esa iniciativa, el gobierno anunció el reinicio de un programa que permite a algunos niños centroamericanos con padres que viven legalmente en Estados Unidos solicitar una reubicación como refugiados desde sus países de origen.

Biden se ha comprometido a aprobar 4 mil millones de dólares en ayuda estadounidense para Centroamérica con el objetivo de combatir los factores que impulsan la migración, como la pobreza y el crimen. 

Excélsior

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!