Reabren Cañón del Sumidero en Chiapas tras desplome de rocas

Roberto Escalante, director del Parque Nacional Cañón del Sumidero, dio a conocer que la navegación en este sitio del estado de Chiapas fue reabierta tras el desplome de rocas.

El funcionario explicó que no existe un peligro grave para los turistas y las embarcaciones.

El 24 de marzo, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través del Parque Nacional Cañón del Sumidero (PNCS), en coordinación con la Secretaría de Protección Civil del Gobierno de Chiapas, Especialistas del Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), la Capitanía de Puerto de Chiapa de Corzo de la Secretaria de Marina (SEMAR), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), realizaron dos recorridos de verificación el sitio del caído que se presentó el día 22 de marzo en la pared izquierda del Cañón del Sumidero, en un punto conocido como “La Huella” después del mirador los Chiapa, al interior del Parque Nacional Cañón del Sumidero.

En esa fecha, “se optó por reabrir la navegación sobre el río de manera parcial por un par de días, y realizar un corte preventivo en el punto donde se suscitó el fenómeno geológico”, precisaron las autoridades.

El director de Identificación y Análisis de Riesgos de la Secretaría de Protección Civil, Williams Estrada Chacón, informó que la nube de polvo que se observó en el punto conocido como “La Huella”, se originó por el desprendimiento de material pétreo pequeño denominado finos. “No se suscitó desprendimiento de rocas”.

Debido a un deslizamiento de una de las paredes del Cañón del Sumidero en el kilómetro 18 en un punto conocido como El Caído el pasado martes 22 de marzo, las autoridades prohibieron la navegación de embarcaciones turísticas en el interior para evitar peligro a los turistas y visitantes.

De inmediato se comenzó a realizar una revisión y los estudios correspondientes en la zona para determinar la cantidad de tierra que se había deslizado y el diámetro de la misma en las aguas del Río Grijalva, por lo que se mantuvo cerrada la navegación para evitar cualquier situación de peligro.

Asimismo, Estrada Chacón explicó que esto es un desprendimiento de material degradado fino, no de rocas, provocado por intemperismo que al rodamiento causó la nube de polvo que se pudo observar al momento del caído.

Es el emblema de Chiapas; en sus aguas navega historia, identidad, esperanza y es un pulmón importante del sur del país. Se trata del Cañón del Sumidero que luce espléndido y radiante luego de un trabajo arduo de limpieza permanente.

Chiapas se distingue no solamente porque es uno de los estados más bonito sino porque tiene una gran biodiversidad una gran ecología, la presencia de la flora de la fauna.

Limpian el Cañón del Sumidero, emblema de Chiapas

Al río Grijalva llegan toneladas de residuos sólidos cada año, principalmente en temporada de lluvias; 16 ríos desembocan en su gran afluente.

Por eso la importancia de que el trabajo de limpieza se realice todos los días y evitar daños a las especies de animales que ahí habitan.

El Cañón del Sumidero es la tercera reserva natural más visitada en el estado y mantenerlo limpio ayuda a la conservación de su flora y su fauna pero también beneficia al turismo.

Este año se han retirado nueve mil toneladas de residuos sólidos del Cañón del Sumidero, más del 60 por ciento suele ser de origen natural, como ramas y madera y el resto plásticos y otros residuos.

Actualmente se puede navegar por todo el río y disfrutar de esta maravilla natural que tiene Chiapas.

¿Dónde está el Cañón del Sumidero?

El Cañón del Sumidero es un estrecho cañón de gran profundidad situado a unos cinco kilómetros de Tuxtla Gutiérrez capital de Chiapas, en el municipio de Chiapa de Corzo.

Este cañón tiene un acantilado cuya altura va un poco más allá de los mil metros sobre el nivel del mar y se levanta sobre el cauce del Río Grijalva, con una profundidad de más de 250 metros.

La falla geológica se abrió hace aproximadamente doce millones de años en la Sierra Norte de Chiapas; tiene muros que se elevan a más de mil 300 metros desde la profundidad de la garganta.

Una visita a este parque nacional puede realizarse a través de los cinco miradores, desde los cuales es posible contemplar esta región bosquejada por barrancos fascinantes, acantilados cubiertos de bosques y fauna tropical.

Desde la altura se alcanzan a ver las aguas dulces que recorren estas enormes grietas geológicas, por lo que tomar un tour en lancha rápida, mismas que salen desde los embarcaderos del Chiapa de Corzo, se convierte en la mejor idea para deleitar la mirada con sus enormes paredes de roca que lo resguardan.

Vespertino / Josid Penagos

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!