Reprueba INM manifestaciones violentas para solicitar atención a un trámite en Tapachula.

Cubanos, haitianos y africanos se niegan a esperar su turno para regularizar su estancia, bloquean durante casi cuatro horas los accesos al INM.

Otros elementos del Instituto se tuvieron que resguardar en inmuebles aledaños.

En Instituto Nacional de Migración informa que atiende de manera ordenada a todas las personas que acudan a realizar un trámite migratorio en la Oficina de Regulación de Tapachula, Chiapas, por lo que reprueba las manifestaciones violentas que se registraron el día de ayer afuera de las instalaciones.

La autoridad migratoria realiza de manera cotidiana la atención a las personas migrantes que necesitan un documento migratorio, incluidas las que se han manifestado afuera sin contar con una cita, por lo que considera que no existe razón alguna para demandar con agresiones la atención a un trámite.

Los manifestantes realizaron protestas y bloqueos frente a las Oficinas de Regulación Migratoria del Instituto Nacional de Migración en Tapachula, quemaron llantas y arremetieron con palos y piedras contra los elementos de la Guardia Nacional y del INM que resguardaban el inmueble.

Cerca de 30 cubanos se postraron frente a la puerta de acceso de las oficinas del Instituto exigiendo que se les adelantara la cita para realizar sus gestiones.

A ellos se sumaron más tarde cerca de 70 personas procedentes de África y Haití, que se negaban a formarse y esperar su turno, y bloquearon durante casi dos horas los accesos en donde, ya con cita, otros ciudadanos que ingresaron al territorio nacional de manera irregular, realizaban sus trámites para regularizar su estancia.

La Guardia Nacional en apoyo a los agentes del INM resguardaron a los empleados que se encontraban dentro de las instalaciones del Instituto, así como a otros elementos que fueron perseguidos y tuvieron que refugiarse en locales comerciales que se localizan en esa calle.

Una vez que llegaron los refuerzos se comenzó a replegar a los manifestantes, quienes mantuvieron por casi cuatro horas su actitud agresiva hasta que por fin se retiraron a otro sitio cercano a las oficinas migratorias, mientras tanto los trámites no se detuvieron.

Vespertino  / Joss Penagos

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!