Retrocesos, en opinión de Juan Carlos Sánchez Magallán

En pleno siglo XXI, persisten actitudes homofóbicas de grupos sociales fundamentalistas al desarrollar pensamientos, ideas y opiniones que provocan ira, hostilidad y acciones en contra de las mujeres; son conductas misóginas de odio, rechazo, aversión y desprecio hacia el género femenino al descalificar, minimizar, prohibir y violentar a las mujeres.

Ciertamente, la historia registra usos, costumbres y leyes que otorgaban a los hombres el rol de mando y predominio sobre las mujeres, incluso las clasificaban como “cosas u objetos” a su servicio y lo ejercían con el uso de la fuerza y la violencia para mostrar “superioridad y valentía”, estereotipos equivocados que siguen lastimando a muchas mujeres en el mundo.

El feminicidio lo realiza gente enferma, “chacales” que sólo merecen estar recluidos de por vida en algún penal purgando sus delitos que lastiman a las familias de las víctimas y a la sociedad en general. La violencia de género es aquella que se ejerce contra cualquier persona debido a su sexo, género, orientación y/o identidad sexual.

La violencia digital se da a través de las redes electrónicas, la Ley Olimpia protege la vida íntima de las personas, al prohibir la publicación de videos y fotografías, reales o simulados, de contenido sexual de una persona sin tener su autorización o mediante engaño.

Con esto se pretende detener y sancionar a quienes exponen, difunden, exhiben, reproducen, transmiten, comercializan, ofertan, intercambian y comparten imágenes, audios y videos de contenido sexual de las personas en las redes que atentan contra la integridad y la vida privada de las personas.

Te puede interesar: AMLO pide a Fiscalía que transparente el proceso contra Anaya

Lo contrario sucede con los fundamentalismos religiosos, que limitan libertad a cambio de seguridad.

Los talibanes extremistas se adueñaron de Afganistán, donde, por la vía armada, aplican la ley coránica en la vida de todo su pueblo.

Ciertamente, en el siglo XIX se reformó el islam para “otorgar derechos” a las mujeres para casarse, divorciarse, heredar y lograr “derechos plenos” de igualdad frente a los hombres en términos de la Carta de las Naciones Unidas de 1945.

Sin embargo, para los yihadistas talibanes todo esto es letra muerta, al prohibir a las mujeres realizar todo tipo de trabajos, obligándolas a desempeñar roles sociales limitados y, de no cumplirlos, les aplican severos castigos en público, como azotes, amputaciones y ejecuciones.

Desde 1994, los talibanes aplican el código de conducta pashtunwali, que contiene los valores de hospitalidad, asilo y el honor, con el tiempo han radicalizado las sanciones, justicia, cambiando radicalmente la vida diaria de las mujeres, con prohibiciones a sus formas de vestir, comportamiento en público, libertad de tránsito, educación y deporte, trabajo reducido al hogar; sin derecho al deporte, bailar, aplaudir, usar cosméticos, hablar y dar la mano, ver películas y televisión, usar ropa de colores vistosos, aunque la burka las cubra; la pintura, fotografía, y en transporte las separan de los hombres, así, asomarse al balcón y las ventanas también es delito.

Existen penas corporales: el adulterio se castiga con lapidación, la amputación de la mano por robo, la flagelación para el bebedor de alcohol y el asesinato o ejecución con arma de fuego a manos de un familiar de la víctima. Todo como parte de su proyecto de purificación del pueblo afgano.

Ciertamente, existen los fundamentalistas católicos, cristianos y evangelistas. Estos también son grupos de presión política que aceptan vivir en Estados plurales y democráticos, a diferencia de los yihadistas talibanes, que ejercen funciones de gobierno, sometiendo con brutalidad a comunidades enteras a su absoluto arbitrio, con sustento en sus interpretaciones de las reglas del Corán, dando la impresión de que su forma de vida se asemeja al oscurantismo medieval. ¿O no, estimado lector?

Excélsior

Más artículos
Peso ‘pisa el freno’ y cae ligeramente frente al dólar
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!