Rosario Robles asegura que el gobierno le tiene miedo; pide que la dejen enfrentar su proceso en libertad

La exsecretaria de Desarrollo Social aseguró que su caso es una venganza política orquestada desde el Estado y por medio de las instituciones de gobierno

Rosario Robles dio una entrevista a Adela Micha. Desde el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, la exsecretaria de Desarrollo Social aseguró que el amparo que estaba destinado a permitirle salir de prisión era robusto y estaba sustentado con las contradicciones que había preparado la Fiscalía General de Justicia para que se le dictara la prisión preventiva oficiosa. 

Aseguró que el cargo que hay en su contra es el de omisión en cuanto actos de corrupción durante su gestión, pero que ninguno de estos señalamientos ha sido comprobado. 

«Yo no estoy recluida por un desvío de recursos, a mí nadie me ha acusado de un desvío de recursos», dijo.

Robles indicó que antes de su primera audiencia estaba fuera del país, pero que se presentó a esta reunión como lo indicaba la ley, por lo que no hay ningún elemento que permita especular que habría escapado de la justicia

Indicó que es víctima de la institucionalización de la venganza y la persecución política, pero que desde el inicio intentó defenderse de forma legal para evitar que se polemizara sobre el asunto. 

Sin embargo, comentó, después de que el amparo a su favor fuera negado decidió que era necesario hablar sobre el tema, del cual aseguró no solamente es jurídico, sino también político

Tiene confianza en las autoridades

La extitular de la Sedesol y la Sedatu dijo que tiene confianza en las autoridades, pese a que algunos jueces parecen seguir una consigna. Agregó que algunos juzgadores han actuado conforme a la ley, por lo que no pierde la fe. 

«Ábranme las puertas porque tengo el derecho de seguir mi proceso en libertad», dijo. 

Aseguró que la investigación denominada la Estafa maestra no está sustentada y que hay al menos ocho instituciones supuestamente involucradas, pero ella es la única funcionaria que está en prisión preventiva oficiosa. Por esta razón, dijo, se pudo haber actuado en contra de ella por ser mujer. 

«Hay un problema de género muy grave», dijo.

Destacó que el linchamiento público fue desde el inicio en contra de ella, debido a que la pesquisa sobre este desvío de recursos solamente la menciona a ella, pero no en otros funcionarios. 

¿Rosario Robles debe ser liberada? Esto dicen la clase política mexicana y los especialistas

Pidió que la justicia tiene la obligación de dejarla enfrentar su proceso en libertad, por lo que pidió que se le conceda y además se le presenten las pruebas y los careos que comprueben que cometió un delito. 

Añadió que la acusación en su contra no es clara, debido a que la acusa de no señalar a los responsables a su cargo de cometer daños al erario público o de detenerlos. 

Le tienen miedo

Durante la plática, indicó que las acciones en su contra son llevadas a cabo desde el Estado por medio de la inhabilitación para ejercer cargos en el servicio público y 

Dijo que no sabe qué tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de ella, sobre todo porque ella fue de las personas que lo ayudó a llegar a la jefatura de gobierno en la capital. 

«No me perdona yo haber crecido, haber sido independiente», dijo. 

Rosario Robles indicó que el gobierno actual parece tenerle miedo, debido a su carrera política y a la posibilidad de convertirse en un obstáculo importante dentro de la oposición. 

«A los hombres se les perdona», dijo. 

Defendió además que aún cuenta con la presunción de inocencia y pidió que le permitan tener contacto con la prensa, debido a que busca también hablar de los casos de sus compañeras en el penal de Santa Martha Acatitla y del fracaso del Sistema Penitenciario. 

El Heraldo de México

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!