Samuel García encarcela a El Bronco por delitos electorales; entra a Penal de Apodaca

Detienen al exgobernador de Nuevo León por las llamadas broncofirmas que presentó para obtener su candidatura presidencial en 2018

Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, exgobernador de Nuevo León, fue detenido este martes por personal de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), por el caso conocido como las broncofirmas, por el que fue denunciado por el ahora mandatario Samuel García Sepúlveda cuando era legislador.

Conocido como el primer gobernador independiente del estado, y apodado por su manera de responder ante amenazas del crimen organizado durante su gestión como alcalde del municipio de García, El Bronco se convirtió en el segundo mandatario regio en pisar la cárcel por desvío de recursos al frente del órgano gubernamental; el otro fue el priista Rodrigo Medina, detenido al inicio de la gestión de Rodríguez Calderón por la Operación Tornado.

Medina de la Cruz pasó 19 horas en el ahora extinto penal de Topo Chico, y su caso fue desechado.

Ayer, Rodríguez Calderón pisó el Penal 2 de Apodaca 15 minutos antes de las 16:00 horas, tras haber sido detenido en una carretera al sur del estado, en el municipio de General Terán, y ser aprehendido por su propia escolta.

Al ingresar al penal, El Bronco fue fichado, le tomaron fotografías y se le habrían solicitado sus datos personales previo a la audiencia con el Juez de Control, de acuerdo como lo marca el protocolo.

En un comunicado, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales local informó que se dio cumplimiento a una orden de aprehensión en contra del ex mandatario, dictada por un juez de Control y de Justicia Oral de Nuevo León, por su probable participación en hechos con características de delitos electorales.

El ordenamiento judicial fue cumplimentado por la FEDE con apoyo operativo del personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, en coordinación con oficiales de la Fuerza Civil.

A la par de que se dio a conocer la detención, el gobernador Samuel García colgó en sus redes un video de días previos en el que mencionaba que sancionarán a quien haya afectado al estado y aunque no mencionó al ex mandatario, aludió al hecho.

“Quien desvió recurso público, a los sobrinos, o a sus campañas, van a ir a la cárcel porque ya basta de que jueguen y saqueen a Nuevo León”, mencionó.

En una publicación aparte, celebró la detención, a cuatro años de haber interpuesto las denuncias por el caso.

LAS FIRMAS

En 2018, el exmandatario solicitó licencia a su cargo para contender como candidato independiente a la Presidencia de la República. Debía obtener casi un millón de firmas para conseguir la candidatura.

De acuerdo con las denuncias hechas por Samuel García y la exdiputada local Mariela Saldívar, se destinaron recursos del gobierno del estado para recabar las firmas y apoyos.

Fue acusado de presionar a los trabajadores gubernamentales para reunirlas; se estima que 51 por ciento fueron obtenidas por funcionarios públicos en horarios laborales, de lunes a viernes, entre las 9:00 y las 18:00 horas.

La Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación consideró que 572 empleados del gobierno del estado fueron obligados a realizar estas labores durante dos meses, mientras el exsecretario general de Gobierno Manuel González fungía como gobernador interino.

El Congreso local de Nuevo León fue notificado, pero no se emitió sanción contra El Bronco. Nuevamente, en 2019, el Tribunal Electoral ordenó al Congreso emitir una sanción, pero bajo el argumento de que el Poder Legislativo no tenía jerarquía superior sobre el Ejecutivo, se obtuvo una suspensión provisional contra cualquier sanción.

En este caso, el INE también detectó que se utilizaron recursos públicos en la recolección de firmas.

Además, determinó que hubo inconsistencias en la mayoría de las firmas que entregó al organismo electoral; sólo se pudieron acreditar más de 835 mil. Rodríguez Calderón impugnó ante el TEPJF, donde se revocó el fallo del INE, con el argumento de que no se le dio el derecho de audiencia y se pidió el registro de El Bronco como candidato a la Presidencia de la República.

Finalmente, el tema fue abandonado hasta marzo, cuatro años después de que García y Saldívar interpusieron las primeras denuncias, hasta que ahora el exgobernador fue detenido.

POLÉMICAS DE EL BRONCO: ESCÁNDALOS MARCAN SU GESTIÓN

En su gobierno, hubo señalamientos de compras irregulares. La administración del ahora exgobernador Jaime Rodríguez Calderón siempre estuvo marcada por escándalos.

Apenas a unos meses de haber comenzado su gestión. En 2016, Rodríguez Calderón se vio envuelto en un escándalo por la compra fraudulenta de cobijas para la entrega a familias de escasos recursos, con costos por el doble o hasta triple del precio en el mercado. Además de que se habrían hecho triangulaciones financieras para esta compra. El escándalo fue bautizado como el Cobijagate.

Después, fue el caso de la adquisición de un avión no tripulado para seguridad, con un costo de 50 millones de pesos, que se hizo sin licitación, y finalmente el aparato no fue funcional y se canceló la compra. El caso fue conocido como el Broncodron.

Otro escándalo que marcó la gestión de Rodríguez Calderón fue la autorización de la jubilación de su suegra, Teresa Martínez Galván, con el doble de lo establecido por la Ley del ISSSTELEON.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!