Se suman cinco millones a la pobreza extrema en América Latina en 2021

El aumento de pobreza extrema subió a 86 millones a consecuencia de la profundización de la crisis social y sanitaria

Cinco millones de personas pasaron a la pobreza extrema en 2021 en América Latina, con lo que el total de individuos en esta situación subió de 81 a 86 millones en la región «más vulnerable del mundo en esta pandemia», informó este jueves la Cepal.

La «pobreza extrema en la región sube a 86 millones en 2021 como consecuencia de la profundización de la crisis social y sanitaria derivada de la pandemia», dijo la Comisión Económica para América Latina (Cepal) sobre pobreza, cuya tasa general cayó del 33% al 32,1% en 2021, totalizando 201 millones de pobres.

El aumento de la pobreza extrema, que pasó del 13,1% al 13,8% de la población, y la leve disminución del indicador general se dieron en el marco de la recuperación económica del 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB) que habrían alcanzado en promedio los países de América Latina durante 2021.

De acuerdo a la Cepal, la tasa de incremento de la pobreza extrema representa «un retroceso de 27 años» en el avance de los indicadores.

Pese a la recuperación económica experimentada en 2021, los niveles relativos y absolutos estimados de pobreza y de pobreza extrema se han mantenido por encima de los registrados en 2019, lo que refleja la continuación de la crisis social», dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal, un organismo técnico de las Naciones Unidas con sede en Santiago de Chile.

Según la Cepal, el incremento de la pobreza en 2021 afectará sobre todo a Brasil y Costa Rica por los recortes de las ayudas estatales. Del otro lado, Chile y República Dominicana mantendrían sus niveles, apoyados en la continuidad de las transferencias fiscales.

La recuperación económica de 2021 no ha sido suficiente para mitigar los profundos efectos sociales y laborales de la pandemia, estrechamente vinculados a la desigualdad de ingreso y género, a la pobreza, a la informalidad y a la vulnerabilidad en que vive la población», agregó Bárcena.

La ejecutiva llamó a mantener las transferencias monetarias de emergencia en 2022 o hasta que la crisis sanitaria esté controlada, ya que fueron claves en gran parte de los países para mantener a raya los niveles de pobreza.

El Excélsior

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!