Sembrando Vida, un programa integral que protege el medio ambiente y combate la pobreza: Rutilio Escandón

• El gobernador señaló que en Chiapas, se ayuda a 80 mil personas económicamente con un trabajo digno y justo
• Reconoció la política visionaria del presidente López Obrador al impulsar esta iniciativa que representa una alternativa contra la pobreza rural

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas destacó que gracias a los alcances del programa Sembrando Vida, Chiapas se ha visto favorecido no sólo porque es uno de las principales iniciativas que la Federación impulsa para la generación de empleo en el campo, sino que ofrece un proyecto de vida para las familias campesinas, al contribuir al cuidado del medio ambiente, la seguridad alimentaria y a contener la migración.

Reconoció que la política visionaria del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de estar en un solo frente para proteger al pueblo, ha permitido que con el programa Sembrando Vida se estén trabajando 200 mil hectáreas y se ayude a 80 mil chiapanecas y chiapanecos económicamente con un trabajo digno y justo; además que arraiga a la gente a su lugar de origen y coadyuva a la captación de agua, la regeneración del suelo y el fomento a la reforestación.

“La gente del campo es trabajadora, ama su tierra y buscar heredar un mejor destino a sus hijas e hijos. En este propósito no está sola, cuenta con el apoyo de su gobierno, quien está obligado a servir con calidad y calidez a su pueblo que por mucho tiempo estuvo en el abandono y el rezago”, precisó al resaltar la gran labor que se desarrollan en las comunidades por el cuidado a la vida misma y a la conservación de los recursos naturales.

Escandón Cadenas enfatizó que con ello, se está generando mayor bienestar para las comunidades, predios y ejidos, al garantizar una agricultura sustentable y dar la certeza a las familias de tener un recurso para poder seguir creciendo. En ese sentido, señaló que existe la posibilidad de que dicha estrategia podría implementarse en otros países como Guatemala, Honduras y El Salvador, con lo que se generaría empleo y se enfrentaría el fenómeno migratorio.

Cabe mencionar que el programa Sembrando vida es una alternativa contra la pobreza rural que contempla tres etapas de producción. En primer término, se fomenta la siembra de cultivos cíclicos como maíz y leguminosas para satisfacer las necesidades básicas. A mediano plazo, se impulsan cultivos de importancia económica como los frutales, café, cacao y coco, entre otros; mientras que a largo plazo prevé el desarrollo de árboles maderables que serán patrimonio para las familias.

Vespertino de Chiapas/MdR

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!